Cómo aprende la gente.

13 01 2010

Cuándo leo sobre educación libre en el mundo hispano, puedo observar claramente una tendencia  Roussoniana de la infancia y, con esta, toda la herencia de las pedagogías escolanovistas.

Los principios tras el homeschool apuntan al puerocentrismo y un curriculum que debe apoyarse en las necesidades y conocimientos del niño y la niña, pero invisibilizan en parte el rol mediador del adulto y la comunidad.

Se persigue una educación “no escolar”, no masiva ni normalizadora.

Sin embargo, al igual que en algunos escenarios anglosajones, en este discurso suele minimizarse (¿olvidarse?) el rol mediador del adulto, así como la relevancia de la comunidad en el aprendizaje del educando (Cfr. Mitchell).

Desde está perspectivas, este discurso pedagógico se acerca más a una visión montessoriana y piagetiana, en la cuál, a través de la actividad del educando, este puede construir el conocimiento.

Ello no es malo en sí mismo, pero presenta dos dificultades a resolver:

La primera es que se confunde un principio epistemológico (la construcción del conocimiento) con uno pedagógico. Ello lleva a preguntas prácticas: ¿Podemos, por ejemplo, descubrir el principio de Euclides por nosotros sólos? ¿Tiene sentido hacerlo con cada saber? Pareciera ser, por el tenor de ciertos discursos, que el mejor adulto es aquel que está en la casa de al lado muy lejos de donde el educando aprende. No me parece.

La segunda, es que desconoce que una de las funciones principales de la educación es transmitir la cultura de una generación a otra.  Es un acto de selección intencionada. ¿Debemos abandonarla?,¿No es finalmente una mentira, una pretensión de neutralidad, que oculta en la actividad del educando la selección del adulto? Desde está perspectiva opto por visibilizar ese intencionamiento.

No estoy negando el principio puerocentrico, ni la importancia del descubrimiento del entorno. Si, disiento de una mirada que reduce la experiencia de aprendizaje a estos dos principios, pues empobrece la comprensión del acto de aprender, invisibiliza el rol de la comunidad y los adultos en este proceso.

Con Vigotsky descubrimos que aprender es más un acto comunitario que individual. La mirada de este autor puede refrescar y dar solidez a los argumentos del movimiento de educación libre, toda vez que releva la importancia de la mediación de los miembros de la comunidad, no encarcelándolo en un contexto escolar.

___________________________________________________________

Finalmente, quisiera recomendar un texto sencillo sobre cómo aprenden las personas. Apunta a ambientes escolares, pero dan pistas importantes que aportan a una comprensión más a cabalidad respecto de cómo se aprende.

Cómo dice el prólogo: “Este libro examina los descubrimientos de muchas ramas de la ciencia que aumentan considerablemente nuestra comprensión sobre lo que significa saber; desde los procesos neuronales que ocurren durante el aprendizaje, hasta la influencia que tiene la cultura en lo que la gente percibe y asimila. El libro presenta las implicaciones que esos descubrimientos tiene respecto de “lo que enseñamos, cómo lo enseñamos y cómo evaluamos lo que nuestros niños (y adultos) aprenden”.



Acciones

Information

One response

28 05 2012
Sita Gilly

Muchas gracias por desarrollar este espacio tan nutritivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: