Construcción de la niñez y la maternidad

20 07 2010

A veces hay cosas que son obvias pero al analizarlas sus consecuencias desafía nuestro sentido común instalado. Una de esas cosas es asumir la construcción social de la realidad y lo que ello implica.

Mi amiga Mónica estrenó blog y sus dos entradas apuntan a dos construcciones duras. De esas que naturalizamos y olvidamos que son construcciones históricas, sociales y políticas: La infancia (y su relación con el consumo) y la maternidad (a raíz de los comentarios de la directora de la Junji, programa para protección de la infancia vulnerable)

Probablemente muchas no estan de acuerdo con ella. Yo si (jijiji) pero ninguna podrá quedar indiferente a lo que escribe.

En su analisis del discurso de lo que en la cultura dominante es una “Buena Madre” realiza el siguiente comentario crítico:

No es una mujer ejerciendo una función, sino que  se considera que los recursos de la maternidad son inherentes a “lo femenino”, por ello, el padre no tiene espacio alguno para el cumplimiento de tal función, y quienes ejerzan alguna vez de cuidadores reemplazantes de la madre deben ser preferentemente mujeres. Si un hombre osa llevar a cabo esta función, caerá bajo sospecha de homosexualidad o de pederastia. En el mejor de los casos, será considerado un “macabeo”.  Por cierto, las mujeres sin hijos, incluso aquellas que no lo sean por razones de salud, caerán de inmediato en la categoría de mujeres incompletas a las que hay que aislar o compadecer.

Alguna vez le pregunte a mi abuela, dueña de casa y madre de siete hijos, como lo habia hecho para criar tanto niño. A sus 90 años me contestó:

Pasándolo pésimo mijita.

Yo, que buscaba una suerte de iluminación que me indicara como organizarme con mi nueva familia de dos hijos, me vi decepcionada.

Me duele un tanto la cabeza y estoy cansada, por lo que no comentaré más.

Tan sólo decir, que al ser madre ocupamos lugares sociales, emocionales, ideológicos y desde allí construimos una narrativa identitaria. Le deseo a cualquiera que ocupe ese lugar, que lo haga como una opción no por descarte, no por que crea que no es posible construirse desde otro lugar. Que asuma que, como cualquier otro espacio social que habitemos, ese espacio tiene sus contradicciones, conflictos y dificultades. Que la belleza de ser madre en la actualidad es que puede ser una página abierta en un cuaderno en blanco. Es posible inventarse como madre sin que ello deba ser ni nuestra “esencia” ni nuestra “naturaleza” ni nuestro “destino”. Más bien nuestra decisión consciente y lúcida (En la medida que la lucidez le sea posible a los seres humanos).





Leer con niños

17 07 2010

Leer con niñosMe han recomendado Leer con niños de Santiago Alba Rico y se me ha abierto el apetito. Creo que ahora sé que le pediré de regalo de cumpleaños a mi papá.

Leer con niños no es una obra de pedagogía ni tampoco una apología de la lectura, no define un canon de literatura infantil ni es un ensayo filosófico con un desarrollo convencional. Su centro de gravedad es la experiencia de Alba Rico como padre que durante años ha leído en voz alta a sus hijos toda clase de textos más o menos improbables, de Heródoto a Dostoievski pasando por Dante. Pero Leer con niños se expande arbóreamente por frondosos derroteros antropológicos, políticos, biográficos y, toda una sorpresa, narrativos

En otra reseña se afirma:

Santiago Alba Rico, uno de los ensayistas más sobresalientes del mundo cultural en lengua castellana, aborda con inteligencia en este ensayo dos preguntas estrechamente relacionadas: ¿Para qué sirven los niños? ¿Para que sirven los libros?.

Partiendo de su larga experiencia personal de compartir con niños la lectura en voz alta de libros que forman parte imprescindible de la Historia de la Literatura Universal, el libro nos acerca al sentido y significado de una actividad que, casi como única excepción, no esta dominada por la lógica del beneficio capitalista y guarda por tanto la promesa de un mundo razonable, justo y solidario.





La metáfora del piloto de avión: Evaluar no es calificar.

15 07 2010

Esta metáfora se la escuché muchas veces a un amigo que se llama Gustavo Hawes. No sé si es de él o no, pero es genial:

Un estudiante de pilotaje de aviones va a rendir su examen para obtener la licencia oficial de pilotos. El examen consiste en algo simple: primero debe despegar, segundo mantener el avión en el aire y tercero aterrizar. Para obtener su calificación la comisión evaluadora asignará un puntaje en escala chilena – es decir de 1 a 7 – a cada una de las tres etapas y luego dividirá el resultado en tres por considerar que cada etapa es igualmente importante en el desempeño de un piloto de aviones. Se considerará aprobado con nota superior a 4,0.

El estudiante despega sin problemas. La comisión califica el despegue con un 7.0. En la segunda etapa no sólo mantiene el avión en el aire sino que realiza tres increíbles piruetas. La comisión le agrega otro 7.o. Finalmente, y al momento de aterrizar, el estudiante pierde el control de la máquina y se estrella contra la pista de aterrizaje, escapando con suerte del avión. Tras verificar que salió ileso, la comisión califica el aterrizaje con la nota mínima: 1.0.

La comisión se reúne a deliberar.  ¿Deben entregarle la licencia para pilotar aviones?

En Chile estamos terminando el primer semestre. Muchos estudiantes llevan sus libretas de notas a la casa, con informes de su rendimiento y las correspondientes calificaciones. Algunos recibirán premios, otros se quedarán castigados, a otros les dirán que pueden rendir más. Los papás y mamás comentarán con otras familias las calificaciones de sus hijos. Muchos de ellos confundiendo la calificación con la evaluación de los aprendizajes de sus hijos.

Tal vez es momento de preguntarse: Con independencia de las calificaciones que trajo a la casa. ¿Qué aprendió tu hija este semestre?





10 Paradojas para niños y adultos

11 07 2010

¿Qué es una paradoja?

Paradoja, expresión en que hay una incompatibilidad aparente que está resuelta en un pensamiento más profundo del que la enuncia, de tal manera que aun siendo razonable se presenta de un modo absurdo y hasta esquivo.
Ángel Trigueros

Ideas y material de apoyo. para trabajar pensamiento paradojal con los niños y niñas.
  1. Leer los Dos Relojes de Lewis Carroll y Alicia en el País de las Maravillas y A través del Espejo.
  2. Las obras de  Eschner ; contemplar, pintar, comentar, crear ¿Tal vez una Cinta de Moebio 3D?
  3. Crear paradojas con espejos.
  4. Trabajar el Libro de las preguntas de Neruda
  5. Paradojas de Zenon (y de paso aprender de Parménides)
  6. Paradoja de Epiménides el Cretense
  7. Paraja del Barbero
  8. Trabajar imágenes, literatura y películas surrealistas. Por ejemplo: Magritte
  9. Paradojas Koan
  10. Destino creado por Dali y Disney:

¡Estaré feliz de recibir ideas para trabajar este tipo de material!





10 notas sobre el pensamiento paradójico.

11 07 2010

"So let us then try to climb the mountain, not by stepping on what is below us, but to pull us up at what is above us, for my part at the stars; amen"

Fiel a la capacidad obsesiva que corre por mis venas -y genes- sumado a mi buen nivel de neurosis, cada vez se verán más “espameados” con columnas sobre el problema del pensamiento paradójico. Al menos hasta que yo lo entienda bien y el asunto me deje en paz.

Pueden leer sobre mi motivación en esta entrada: Un viaje de 8 años; Una visita al doctor.

[Esto, a diferencia de otras entradas, no le alcanza ni para borrador. Es más bien un zurcido de ideas. Por lo mismo sólo las voy a numerar. Cómo dicen por aquí en el campo son ideas “al voleo”.]

1. Paradoja:

La RAE acepta tres definiciones. La primera: “Idea extraña u opuesta a la común opinión y al sentir de las personas”; supone una idea que contradice el sentido común. La segunda: “Aserción inverosímil o absurda, que se presenta con apariencias de verdadera” supone supone una mentira o un discurso con pretenciones de plausibilidad. Pensemos en Borges y su emporio celestial de conocimientos benévolos, lleno de sabios idiotas. Finalmente es un recurso retórico que es una “Figura de pensamiento que consiste en emplear expresiones o frases que envuelven contradicción”

2.

A mi humilde parecer, ninguna de estas definiciones le hacen justicia a la paradoja. Siendo la primera definición -el desafío al sentido común [establecido]- la que agrega una nota de vigilancia epistémica que le da cierta respetabilidad.

3.

Pongamos como ejemplo está litografía de Eschner. Se llama “Relatividad” y es claramente una paradoja pictórica. Es contradictoria en tanto tienes tres mundos que no se tocan ni se conocen, cada uno con un eje gravitatorio diferente. Las personas comparten y no comparten un espacio. Cumple, tal vez, con la definición 1 y 3 de la RAE. Pero claramente no agotan la riqueza de la figura y el juego planteado por Eschner.

4.

La paradoja no desafía el sentido común. Desafía un tipo de sentido común (y esto es un enunciado tentativo, mientras aprendo más) los cuales serían, básicamente la racionalidad occidental, expresadas en la linealidad del pensamiento racionalista griego, la lógica aristotélica, su expresión cartesiana y posteriormente el positivismo reduccionista de fines del XIX y principios del XX. (Básicamente los objetos se separan y se distinguen analíticamente; se va de lo general a lo particular, se busca explicar más que comprender; etc).

5.

La paradoja, en cambio, supone la habilidad de revertir, manipular, combinar y sintetizar los opuestos.

6.

¿Cuáles son las consecuencias de reducir el pensamiento, incluso el de las mal llamadas ciencias duras, a la linealidad y reduccionismo de un modelo presentado como verdadero? (Thinking non lienarly about brain dynamics) “Así el paradigma de la simplicidad es un paradigma que pone orden en el universo, y desecha (de este), el desorden” (Morin 1990:79 en Flores). Lo que no significa que no exista el desorden, tan sólo escogemos no verlo. [El dos es un número muy peligroso Carles Snowen. Cuidado con la binariedad y el pensamiento dicotómico]

7.

7.a Göedel:

Me sentiría tentada a pensar que en matemáticas ese pensamiento lineal y reduccionista triunfa. Sin embargo, es importante recordar a Goëdel; y como muchas verdades matemáticas sufren de incompletud (no todas pueden demostrarse, son axiomáticas) y que, de ser posible demostrarlas, es posible la inconsistencia. Es decir, que puedo demostrar A siendo en un sistema formal X, A y no A siendo a su vez verdaderos y falsos. Entra aquí nuestra amiga la paradoja. [Ahora como no entiendo nada de matemáticas, lo de Göedel me da una salida erudita y digna a mi analfabetismo aritmético: no, no está malo el ejercicio, tan sólo cumple con el principio de incompletud. jajajajaja]

7.b

Ya no es posible pensar el Todo como un Absoluto sino como un infinito, el cual abre la puerta a la incertidumbre, a múltiples referencias y miradas.

7.c

Al parecer se debe volver a Heráclito y a los pre-socráticos (Vuelta a mi primer mes, del primer semestre del pre grado: volver a los 17). Es quien da la bienvenida a lo múltiple, a lo contradictorio, a los paradójico: No comprenden cómo lo divergente converge consigo mismo; ensamblaje de tensiones opuestas, como el del arco y el de la lira.

8.

Interesante es indagar los Koams de la tradición Zen. Más interesante aún, su relación con la física cuántica.

9.

La ciencia moderna de frontera es paradójica. Hay dos actitudes de científicas: la demiúrgica (leyes) y la hermenéutica (Comprende). Las paradojas servirían para comprender el azar cuántico.

10.

La realidad que observamos depende de nuestro método de interrogación. Aprender y potenciar el pensamiento paradójico permite acercarse al problema de lo uno y lo múltiple. Este se expresa en la física cuántica, las matemáticas, variadas formas de artes, ciencias sociales permitiendo dar cuenta de un modo mucho más rico de la complejidad.





Desarrollo del pensamiento histórico

10 07 2010

La Laura Valledor es una Investigadora en Didáctica de la Historia de la PUC. Hace poco estrenó su blog con una excelente columna llamada: Señorita: ¿Por qué Noé no salvó a los dinosaurios?.

No se trata de, como algunos genios de la comprensión lectora en Chile pensaron, una discusión de evolucionismo vs creacionismo. Si no de cómo enseñar historia de modo tal que los niños puedan aprender a pensar históricamente, a comprender procesos históricos y sus consecuencias. Lo de Noe, es sólo una excelente pregunta que alguna vez hizo un niño qué ejemplifica las oportunidades para enseñar historia que los mismo niños le proveen a su educador.

Les dejo un pedacito para interesarlos:

Uno de los autores importantes en enseñanza de la historia es el estadounidense Robert Bain. Bain fue profesor de historia en escuelas durante veintiséis años (de ahí quizás su gran sentido de la realidad escolar) y actualmente es académico en la Universidad de Michigan. En su artículo Ellos pensaban que la tierra era plana, Bain señala que para hacer buenas clases de historia no sólo hay que enseñar contenidos, sino también habilidades de indagación histórica y para ello es fundamental “plantear los temas tradicionales y los objetivos curriculares de Historia, como problemas para que los alumnos los estudien”. Volvamos a los dinosaurios: ¿Qué pasa si en vez de incomodarnos con la pregunta, la asumimos como un problema de investigación y provocamos a nuestros alumnos con ella?, ¿qué pasa si le damos sentido al océano de fechas, nombres y acontecimientos históricos a partir de preguntas?, en definitiva, ¿qué pasa si comenzamos a enseñarles a pensar históricamente?





La crítica como llamado al cambio

3 07 2010

Es un video largo pero muy interesante, en el cual Z. Bauman reflexiona sobre los tiempos que nos toca vivir. Bauman acuñó la idea de “Modernidad liquida“.

La desintegración de la trama social y el desmoronamiento de las agencias de acción colectiva suelen señalarse con gran ansiedad y justificarse como “efecto colateral” anticipado de la nueva levedad y fluidez de un poder cada vez más móvil, escurridizo, cambiante, evasivo y fugitivo. Pero la desintegración social es tanto una afección como un resultado de la nueva técnica del poder, que emplea como principales instrumentos el descompromiso y el arte de la huida. Para que el poder fluya, el mundo debe estar libre de trabas, barreras, fronteras fortificadas y controles. Cualquier trama densa de nexos sociales, y particularmente una red estrecha con base territorial, implica un obstáculo que debe ser eliminado. Los poderes globales están abocados al desmantelamiento de esas redes, en nombre de una mayor y constante fluidez, que es la fuente principal de su fuerza y la garantía de su invencibilidad. Y el derrumbe, la fragilidad, la vulnerabilidad, la transitoriedad y la precariedad de los vínculos y redes humanos permiten que esos poderes puedan actuar.








A %d blogueros les gusta esto: