Moverse para pensar

21 08 2010

Me comparten una columna que apareció en la versión en papel de del diario La Tercera de hoy. Es una anécdota escolar de Gillian Lynne, destacada coreografa y bailarina inglesa, cómo fue derivada al médico por inquieta y el excelente diagnóstico que dió el profesional:

“Señora, su hija no está enferma, es bailarina”

Quien quiera leer la columna debe buscar la página 16 del link bajo el excelente nombre de Déficit Intencional. Me emocionó pensar en la niña, futura bailarina, descubriendo con asombro que habían otras personas como ella, que también necesitaban moverse para pensar.

En el video siguiente Ken Robinson toma el ejemplo de Lynne y explica por qué muchas escuelas matan la creatividad:

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

22 08 2010
meninheira

hahaha es buenísima!! no conocía la anécdota pero me la guardo (¿será que mi casa está llena de bailarines? hahaha)

El video sí lo conocía y es imposible no estar de acuerdo.

Un besito Andrea :*

22 08 2010
educandoencasa

A mi también me encantó la anécdota. Lo más simpático es que Daniela, la periodista que nos entrevistó, fue la que nos alertó de esa columna. Se acordó de nosotros al leerla. Me hizo sentir bien que la gente nos recuerde por ese tipo de cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: