Qué leer cuando uno educa

31 08 2010

Una selección intencionada, caprichosa y personal de grandes libros para quien educa.

Ha venido a nuestra oficina un psicologo recién egresado a preguntarnos qué leer sobre educación. Pronto se irá por dos años a Enseña Chile y le interesa “saber más”.

¡Uf!

Al pobre lo hemos mandado con un listado de libracos para entretenerse y con la recomendación que lea haciéndose preguntas, tensionando al autor y usándolo como herramientas para pensar otra cosa.

Voy a copiar el listado pero sin orden de importancia ni rigor al citar ¿ok?

De los escolanovistas:

1.Rousseau, El Emilio.

2.Makarenko, Poema Pedagógico.

3. Montessori, Educación y Paz.

Psicología:

4. Lev. Vigotsky, Pensamiento y lenguaje.

Sociología Educacional.

5. Pierre Bourdieu, tanto “los herederos” como “la reproducción“.

6. Francoise, Dubet y Danilo Martucelli, En la Escuela, sociologia de la experiencia escolar.

Post estructuralistas:

7. Michael Foucault, Vigilar y Castigar, nacimiento de la prisión.

Historia de la educación (critica y post estructuralista)

8. Phillipe Aries, La infancia en el Antiguo Régimen.

9. Mariano Narodwski, Infancia y poder: La conformación de la pedagogia moderna.

10. Iness Dussel, La invención del aula y La escuela como máquina de educar.

Educación popular.

11. Paulo Freire, Pedagogía del oprimido y Cartas para quien pretende enseñar.

Otros:

12. Francisco Jodar, Alteraciones pedagógicas; Educación y políticas de la experiencia.

Ojo, la gran mayoría no son libros de pedagogía, son de educación.

Hay harto más pero esto es una cartografía básica para cualquiera que quiera pensar la educación de un modo sistemático y serio. En realidad, el titulo es restrictivo, pues la selección de textos apuntan a ser una caja de herramientas que provean de categorías que permitan tensionar la educación.


Acciones

Information

2 responses

31 08 2010
Fernando

Buena lista
Rousseau sin embargo y si no me equivoco nunca crio a sus hijos, los entrego a otra persona

31 08 2010
educandoencasa

Exactamente, el tipo era un narciso. Sin embargo, hay que leerlo, no por que dé un testimonio de vida ni nada de eso, sino por que su influencia en el pensamiento pedagógico dura hasta hoy, si análizas los discursos de muchas familias educadoras en casa, descubrirás que -aunque no lo saben- sus principios tienen una raigambre roussoniana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: