La(s) cita(s) del día:

1 09 2010

Donde está papá por Davidson Knowles

La noción de capital cultural nos puede parecer extraña, a menos que la usemos geográficamente: Paris capital cultural de Francia.

Así mismo, cuando hablamos de capital solemos pensar en el dinero o en los bienes que utilizamos las personas para producir riqueza: Mi computador es parte importante de mi capital o Invertí en estas acciones todo mi capital.

Sin embargo hay otro capital que no es el financiero y que, siendo cultural, no alude a la ciudad de las luces. Es la noción de Capital cultural acuñada por Pierre Bourdieu, este son aquellos bienes simbólicos -o culturales- que sólo pueden ser consumidos al aprender sus significado. Algunos de estos bienes se encuentran en museos y otros se adquieren en la escuela. El proceso de acumulación de capital comienza en las familias, sin embargo en las sociedades como las nuestras -clasistas- este capital se distribuye de modo desigual pues este capital se transmite, se hereda -se oculta y naturaliza – y se justifica socialmente a través de las inversiones educativas.

En “Los tres estados del capital cultural Bourdieu nos dirá:

“La condición de capital cultural se impone en primer lugar como una hipótesis indispensable para dar cuenta de las diferencias en los resultados escolares que presentan niños de diferentes clases sociales respecto del éxito “escolar”. […] Este punto de partida significa una ruptura con los supuestos inherentes tanto a la visión común que considera el éxito o el fracaso escolar como el resultado de las aptitudes naturales. […] El rendimiento de la acción escolar depende del capital cultural previamente invertido en la familia.”

En otras palabras al pensar en el éxito o fracaso escolar es importante pesar fuertemente en los modos de transmisión del capital cultural, pues para tener éxito en la escuela se requiere familiaridad con la cultura dominante:

“De modo que para unos, el aprendizaje de la cultura de la élite es una verdadera conquista que se paga a un precio muy alto, mientras que, para otros, constituye una herencia que comporta, al mismo tiempo, la facilidad y las tentaciones de la facilidad” (Los herederos, Los estudiantes y la cultura. Bourdieu y Passeron, 1973, 51).

Puede parecernos obvio que los hijos e hijas de una familia de inmigrantes que desconocen el idioma

La Maestra rural por Diego de Rivera

local presenten dificultades en la escuela. Al fin y al cabo deberán aprender a ser bilingües y a aprender en otro idioma.

Lo mismo ocurre en la escuela con aquellos niños y niñas que no poseen el capital cultural dominante, deberán aprender no sólo los contenidos de dicha cultura sino que a la vez, descubrir las formas culturales para los cuales no ha sido formado ni informado, incluso este será negativo pues la escuela buscará “corregir los efectos” de la falta de participación en los bienes transados en el mercado escolar.

Estudios realizados con niños vendedores callejeros de Brasil, muestran como fracasaban en las matemáticas escolares mientras que eran capaces de realizar operaciones complejas cuando vendían sus productos. No son niños tontos, ni flojos tan sólo no poseen el suficiente capital cultural (dominante) como para tener éxito en la escuela. No sólo han de aprender lo que explícitamente se le enseña, sino que se ven enfrentados a un doble esfuerzo, pues se les exige desenvolverse adecuadamente en esa cultura que les es ajena

Más de alguno me dirá que conoce a un primo que tuvo un tío al cual el vecino le contó una historia de éxito escolar, en la cual alguien muy pobre lograba títulos y certificados escolares de prestigio. En su libro Los Herederos, Bourdieu explicará la existencia de “becarios” quienes adquieren los culturemas de la clase dominante y ascienden socialmente.

¿Qué preguntas se le pueden hacer a la Educación en la Casa considerando la noción de capital cultural como es sostenida por P. Bourdieu?

A mi se me ocurren varias, pero eso es otra historia y material para otra entrada.


Acciones

Information

2 responses

1 09 2010
Zinnia

Una discusión larga e interesante es ¿qué es cultura? Porque todos tenemos nuestro bagaje cultural y a veces es amplísimo pero tan diferente a esa “cultura de la élite” de la que habla Boudieau en la segunda cita. Cultura de élite que la misma clase rica y gobernante ha impuesto para seguir en el poder y para que las demás clases deseen poseer, hacer y verse igual que ellos.

¿En qué pensamos cuándo hablamos de capital cultural?

¿capital cultural global – local -glocal-familiar-personal?

Espero tu siguiente entrada para que sigamos con el tema.

Un abrazo

1 09 2010
educandoencasa

Exactamente, el tema es que la escuela válida un cierto tipo de conocimientos y formas culturales a la vez que niega, rechaza e invisibiliza otras. En ese acto ejerce violencia simbólica -y no tan simbólica- sobre los niños y sus familias. Por ejemplo, yo me eduqué escuchando sobre el pueblo mapuche en tiempo pasado; comían, vivían… etc. Debí aprender el himno de Inglaterra: God save our gracious queen… y se comentaba como eramos de atrasados los chilenos, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: