¿La intención es lo que vale? Una duda que no sé si es razonable

17 09 2010

No tengo idea cuantas personas se educan en su casa en Chile. Alguna vez leí que hay unas 60 familias chilenas en esta aventura. Por lo que he podido experiementar creo que somos más, aunque no tanto más.

En el reportaje de la revista Paula aparece un dato que me parece relevante.

Aunque no hay cifras de rendimiento de exámenes libres a nivel nacional, sólo en la Región Metropolitana este año se han inscrito 9.004 personas para hacerlos.

Decir que son 9.000 y tantos niños que se educan en la casa en esa región sería apropiarnos indebidamente de un dato. ¿Por qué? Pues la experiencia me dice algunas cosas, por ejemplo:

  • Muchos han estado en situación de cárcel o de hospitalización.
  • No todos los que se educan en al casa dan examenes libres anualmente.
  • Varios de los que dan exámenes libres son adultos que jamas pudieron terminar el colegio.
  • Muchos son niños y jóvenes en situación de extrema vulnerabilidad que ha abandonado -en realidad han sido abandonados por – la escuela. Caen bajo el horrible nombre de desertores escolares. Son chicas embarazadas, repitentes reiterativos, expulsados por conducta. Hay situaciones sociales complejas tras estos niños y niñas.

Claro, ellos han debido estudiar de modo independiente, muchas veces con apoyo de ONG’s y con un carácter remedial o incluso menos que eso. En estricto rigor se educan fuera de la escuela. No sabemos si ha sido su opción o no el dejar el sistema, desconocemos los presupuestos educativos tras ese proceso (si es que los hay). Conozco una ONG en Pto Montt que hace un trabajo maravilloso, que sería el sueño de Paulo Freire.

Sin embargo, el fenomeno de los (arghhh) desertores escolares es también un fenómeno ha ser estudiado como extrañamiento de la escuela.  Es también un proceso desescolarizador, por otros motivos, por abandono, por vulnerabilidad, por pobreza, por violencia simbólica y estructural. Se aleja bastante de los motivos propios de las familias de clase media que suelen desescolarizar, sin embargo, es un fenómeno que puede ser analizado precisamente desde la perspectiva antes mencionada de extrañamiento.

Aquí va mi pregunta entonces:

Para considerar una cifra de personas que se educan fuera de la escuela,

¿Qué criterios ha de utilizarse para considerar a las personas dentro de esa categoría? ¿Cuando puede entenderse como homeschool, ensinho domestica, homeducation, educación libre, casera, en familia o como quiera denominarsele?


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: