El tiempo en la escuela

23 10 2010

tiempo escolarAl leer este artículo: Escuela, aburrimiento y rebeldía me han dado ganas de “estirar lo leído” y divagar sobre ello.

La escuela se mueve entre dos tiempos y deja un tercero fuera de sus muros.

El primer tiempo es aquel del monasterio, marcado por la campana y la promesa de salvación. Un tiempo que nada tiene que ver con lo que ocurre en las calles, ni en la comunidad. No importa si es urbana o rural, el tiempo de la escuela es extraño al mundo, es un tiempo escatológico, pensado en el futuro: Esto te sirve para cuando seas grande. En el tiempo del monasterio, los niños al son de la campana no habitan la infancia sino el ser alumno, un son que se basa únicamente en la promesa de lo que serán.

El segundo tiempo es el de la fabrica. Es el tiempo de las planificaciones, los objetivos generales y específicos, es el tiempo de la producción. Es un tiempo estandarizado que en nada apunta al ritmo del niño o la niña. Es aquel segmentado en bloques de 45 minutos, días de ocho horas, años de 36 semanas, vidas que se hacen eternas. A diferencia de la fabrica, lo producido en nada sirve al mundo, no tiene aplicabilidad directa en la comunidad, pensado por otros. Como en la fabrica el saber producido es lineal, secuenciado, desproblematizado y transformado en contenido ha ser acumulado en el continente. No es un saber creativo, es un saber sin sabor.

El tiempo que queda afuera de sus muros es el de la comunidad de sentido, el tiempo del lenguaje oral y del mito; y el tiempo fecundo del ocio. El tiempo del son para ser y del sabor del saber.

“Alicia suspira aburrida
-Creo que podrian emplear mejor el tiempo-dijo-, y no perderlo (…)
-Si conocieras al Tiempo como yo – dijo el sombrerero-, no hablarías de emplearlo o perderlo …
-Tal vez no replicó con prudencia Alicia-; pero en las clases de música me enseñaron a marcar el tiempo.
– ¡Ah! ¡Eso lo explica todo! -dijo el Sombrerero-. El tiempo no soporta que lo marquen ni que lo clasifiquen.”

L.Carrol. Alicia en el país de las maravillas (Citado por Jodar y Gómez)


Acciones

Information

One response

23 10 2010
Another brick in the wall « Educando en la Casa

[…] al escribir mi post anterior me acordé de The Wall. Años sin escucharla. Es curioso, sigue moviendo en mi muchas emociones, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: