El sueño del colegio particular.

24 10 2010

En el Chile aspiracional de hoy todos quieren un colegio particular para sus hijos.

Existe el mito que son mejores que los otros colegios. Las cifras nos indican que no es tan así la cosa. Los resultados de los colegios particulares no se explican por su calidad sino por su selección. Seré majadera: A los niños que se educan en colegios particulares les va bien por que sus familias pertenencen al 20% más rico del país. Tienen plata, padres y madres con capital cultural hegemónico (su saber es aquel valorado por la escuela) y capital social (redes). Esos niños tendrían éxito en cualquier colegio. Además, si hay un buen equipo docente en ese colegio habrá más aprendizaje, pero ello no es la causa principal del éxito académico. Esos colegios suelen no dar apoyo a los niños con problemas académicos, derivandoles a múltiples especialistas o expulsándoles a lo largo de los 13 años de escolaridad. No es menor que el 21% de los niños de estos colegios tienen clases particulares pagadas por los padres y madres para reforzar los aprendizajes. (Ver aquí)

El secreto para el éxito queda muy bien reflejado en el gran articulo “el mejor colegio de Chile“, titulo sarcástico para develar la lógica de discriminación que hay tras dicha excelencia. Pero ojo, el único error del entrevistado es decir en voz alta un secreto a voces: El secreto de la educación particular está en la segregación.

¿Pero qué tanto mejor son los colegios particulares?

Las familias que tienen a sus hijos en colegios particulares gastan incluso 27 veces más en educación que una familia de bajos ingresos que tiene a sus hijos en un colegio publico. Si atendemos al Sistema de Medición de Calidad de la Educación (SIMCE) veremos como el puntaje de estos suele ser más alto, sin embargo, aportan menos valor agregado que aquellos que son públicos.

Una investigación del año 2004 concluía que la educación particular no es más efectiva que la pública (ver información periodística  aquí e investigación acá). Dudo que la cosa allá cambiado muy drásticamente en estos seis años.

En el articulo “Nosotros, los mejores” y da cuenta de esta ilusión meritocratica que sólo esconde la profunda inequidad que hay en Chile.

Ahora bien, en nuestro país clasista, hay “colegios particulares y colegios particulares“. Es decir, al interior de los colegios particulares se reproduce la lógica de segregación por capital social, cultural y financiero. La gran mayoría contratará profesores que pertenezcan a su misma clase social, nivel socio económico, ojalá egresados de la institución o  similares. Es decir, profesores con igual capital social y cultural al de sus alumnos. Es decir el país de los iguales, cada oveja con su pareja. Triste.


Acciones

Information

2 responses

24 10 2010
Greisi

wuauu.
que post valiente.
dolorosa realidad

25 10 2010
educandoencasa

jajaja de valiente nada, puras cifras. ¿Sabias que sólo el 7% de los niños en edad escolar van a colegios particulares? Es decir, resulta por que apunta a un grupo privilegiado no por que sean mejores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: