Educación en Chile: Lo que importa no es llegar solo ni pronto, sino llegar con todos y a tiempo.

8 04 2011

Los resultados del SIMCE vuelven a mostrarnos una fotografía a la que nos hemos acostumbrado: La enorme discriminación que promueve el sistema educativo chileno, en el cual es “normal” que  los niños empobrecidos tengan un rendimiento insuficiente. Ello se expresa en formulas que denostan la educación municipal y el ensalzan de la educación particular, olvidando convenientemente que esta última atiende al 5% más enriquecido del país, educando a los niños cuyos padres y madres tienen mayor escolaridad y menos vulnerabilidad. Es decir, sus exitos no se explican tanto por la acción educativa del colegio sino por el aporte de la familia.

En esa misma línea, es interesante ver que la OECD ha generado un nuevo informe el que, entre otras cosas, contempla nuestro sistema educativo.  En este documento los consejeros sugieren explicitamente:

Asegurar que esté prohibida la selección de alumnos en las escuelas; considerar extender dicha prohibición a las escuelas secundarias y fortalecerla con el requerimiento de sorteos en aquellas escuelas con sobrepoblación.

Esto es muy interesante pues no debemos olvidar quienes escriben, la OECD es una organización que promueve el libre comercio y el libre mercado, aún así el informe nos recuerda que la competencia no ha generado mejores resultados escolares, por el contrario, ha agudizado la vulnerabilidad de los más pobres. La misma organización, al entregar los resultados de la prueba PISA 2010 da cuenta de una tendencia mundial:

Los países que crean ambientes más competitivos en el cual muchos colegios compiten por estudiantes no producen sistemáticamente mejores resultados.

En Chile en cambio, nos hemos acostumbrado a lo contrario, un sistema de escolarización con lógica de exclusión, la segregación y la discriminación son norma, al punto de parecernos naturales, obvias y necesarias. Al punto que el mismo estado ve como solución al problema crear liceos de excelencias en donde se ahonde aún más la lógica de exclusión.

Parfraseando al poeta Leon Felipe, en la lógica de exclusión y discriminación con que funciona nuestro sistema escolar, lo importante ha sido  llegar solo y pronto, olvidandonos que la promesa era llegar con todos y a tiempo.

____________

Este posteo también fue publicado en mi blog del diario La Tercera


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: