Mi derecho a comer porquerías

20 04 2011

En Chile se discute la Ley del Super 8, que es un ley de regulación de la publicidad y venta de comida chatarra en colegios y organismos públicos.  Nuestra derecha, en su idolatría al mercado, prefiere que esto esté completamente des-regulado pues, para ellos, la libertad se entiende desde el derecho a consumir por sobre el bien común.

Anuncios

Acciones

Information

One response

4 05 2011
Victoria

Como bien queda claro en la imagen, quienes se oponen a dicha ley defienden el derecho de las empresas de confundir y convencer a los consumidores y no el derecho al libre consumo. Por el contrario, la libertad de elección está sesgada debido a la publicidad-lava-cerebros, ¿un niño pequeño decide libremente ir a comer a McDonalds o no son los juguetes y los juegos en el lugar lo que más llama su atención? Recuerdo que cuando pequeña no me gustaba el chocolate de Kinder Sorpresa, pero lo pedía sólo por los juguetes y me lo comía movida por una suerte de inercia.

Yo a esta ley no le veo nada de descabellado o prohibitivo. Al contrario, creo que gracias a lo expuesto en esa ley muchos niños podrían elegir con más claridad lo que consumen.

Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: