Día de la Madre

9 05 2011

Mi prima Paulina ha escrito una reflexión para el día de la madre. Se nota que es mi prima “grande” pues grande son sus ganas de soñar, esperar, luchar y celebrar:

Un día de  Mayo, a las 9:45 a.m. pongo la radio para animar mi soleado desayuno

y escucho canciones melosas, romanticonas, lloronas, suaves…sigo buscando algo que me agrade…y recién ahí comprendo! Hoy es el día de la Madre!, Han programado para nosotras.

Inmediatamente me aparecen en la cabeza, lavadoras, secadoras de pelo, tostadoras de pan, cosméticos….fotografiadas o filmadas, pasando por televisión o atrapadas en las paletas publicitarias,¡ Nuestros regalos pienso!


Interrumpe mis pensamientos una propaganda radial en que un hijo mayor con problemas acude a su madre y esta le cierra la puerta en las narices, entonces el locutor sentencia: No olvides regalarle algo bueno a tu  madre para que no te suceda esto….

Saben la verdad, no quiero ser festejada hoy.

Quiero que me celebren en otra fiesta.

Quiero ser festejada el día que se celebre la solidaridad de las madres,

La esperanza que levantan día a día cuando sus hijos decaen.

Ese día avísenme, cuando se celebre la lucha de las madres dolidas, despojadas de sus hijos.

Cuando se festeje a la madre irreverente, que rompió creencias para liberar a sus hijos.

Quiero estar en la fiesta junto  la madre de los detenidos desaparecidos, que se levantan todos los días para hacer justicia y poder decirles a sus hijos un día , “Descansen en PAZ, hijos queridos”.

Quiero que me celebren cuando celebren a las madres adoptivas, y a las putativas.

Quiero ser celebrada con las guatonas, con las sin dientes porque se les fue el calcio después de amamantar tanto.

Quiero ser celebrada con las madres de chaleco gris, y que no tienen tostador de pan eléctrico.

Quiero ser invitada a una fiesta donde nos vestimos con ropa regalada, o comprada en la ropa usada, donde no sea necesario ponerse la mano en la boca para reírse sin dientes y  tampoco estirarse todo el rato el chaleco para disimular el rollito que se asoma.

Ese día que estarán las que se fuman hasta los dientes hablando de sexo y menopausia.

Quiero estar en la fiesta con la madres vendedoras ambulantes, las madres de las ferias libres, y también con las maduras, con las sabias, que todo lo saben, con las que la llevan, y sobre todo quiero estar con mi madre, y que todos puedan estar con la suya , con esa madre real que se enoja mucho y luego se ríe, que decae y se  levanta mil veces, las de las 7 vidas, la que aprende, la que avanza, la de verdad, la que tenemos en nuestro corazón, en esa fiesta quiero ser celebrada…

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: