Un padre le enseña a no ser racista

14 05 2011

“Mi papá siempre pensó, y yo le creo y lo imito, que mimar a los hijos es el mejor sistema educativo. En un cuaderno de apuntes (que yo recogí después de su muerte bajo el título de “Manual de Tolerancia”) escribió lo siguiente: “Si quieres que tu hijo sea bueno, hazlo feliz, si quieres que sea mejor, hazlo más feliz. Los hacemos felices para que sean buenos y para que luego su bondad aumente su felicidad”. Es posible que nadie, ni los padres, puedan hacer completamente felices a sus hijos. Lo que sí es cierto y seguro es que los pueden hacer muy infelices. El nunca nos golpeó, ni siquiera levemente, a ninguno de nosotros, y era lo que en Medellín se dice un alcahueta, es decir, un permisivo.

Puedes leer el resto en Juegos de Mate

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

14 05 2011
El Soñante

Yo soy igualmente afortunado, mi padre jamas me ha golpeado, nisiquiera me ha puesto una mano encima, y aunque mi madre si me dio uno que otro correctivo físico sinceramente le agradezco que lo haya hecho en su momento para sacarme de mi terquedad, gracias a ellos soy lo que soy.

Un saludo desde http://lunare.wordpress.com/ ojala pueda pasar a dejar un comentario en mi blog, gracias de antemano.

14 05 2011
educandoencasa

Hola, gracias por visitar este blog.

22 05 2011
Marcelo Fuentes

Gracias por esta entrada, que me hizo recordar algo sucedido hace tiempo. Una vez, al final de semestre, traté de explicarles a varios estudiantes de pedagogía por qué creía que lo primero que un profesor tiene que buscar en su clase es ser feliz. Me asombró que varios de ellos estuvieran convencidos de que, para hacer bien su trabajo, tenían que sufrir, sacrificarse, pasarlo mal. No entendían que, si no obtenían placer en lo que estaban haciendo, menos sus alumnos lo conseguirían. Lo mismo se puede aplicar a toda esfera de interacción: un papá feliz produce hijos felices, e hijos felices generan más felicidad a su alrededor.

23 05 2011
educandoencasa

Qué triste lo que cuentas, en el fondo, es comprender la pedagogía como un acto violento para todos los involucrados ¿no?

23 05 2011
Marcelo Fuentes

Ajá: como una guerra o una cárcel. Y más o menos así fue mi experiencia de alumno en varios colegios, que es la razón por la que me interesa ir conociendo sobre lo de educar en casa. Gracias por el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: