La crítica de Bettelheim a Perrault

30 07 2011

Caperucita RojaHomeschool bilingual  me hizo un interesante comentario sobre Perrault indicando con razón que sus versiones son del siglo XVII mientras que los Grimm son del XIX. El tema, a mi juicio y sin ser experta, es que Perrault adapta mientras los Grimm “recojen” la tradición oral. Es en esta adaptación que Perrault deja fuera elementos centrales de dichos cuentos. Dejo aquí algunos comentarios de Bettelheim que me parecieron interesantes, cabe recordar eso sí, que el interés de este último apunta al valor de los cuentos en tanto su poder liberador y formador. Su mirada es psicoanalítica no literaria.

Sobre la Bella durmiente

Perrault, al dirigirse a los cortesanos, a los que consideraba como sus lectores, se mofaba de las historias que narraba. Por ejemplo, especifica que a la reina-ogro le gustaba que le sirvieran los niños «con salsa Robert». Introduce detalles que denigran el carácter del cuento de hadas, como cuando describe el despertar de Bella Durmiente, diciendo que sus ropas estaban pasadas de moda: «Por el escote de su vestido asomaba uno de esos ridículos cuellos que llevaba mi bisabuela, pero no por eso parecía menos hermosa y encantadora». Como si los héroes de los cuentos de hadas no vivieran en un mundo en el que las modas cambian.

Tales observaciones, en las que Perrault mezcla indiscriminadamente la fantasía de los cuentos de hadas con el racionalismo más mezquino, desvalorizan enormemente su trabajo. El detalle del vestido por ejemplo, destruye un tiempo mítico, alegórico y psicológico, sugerido por esos cien años de sueño, convirtiéndolo en un tiempo cronológico concreto. Le da una connotación ridícula; no como en las leyendas de santos que, después de cien años de sueño, despertaban, se daban cuenta de cómo había cambiado el mundo, y se transformaban de nuevo en polvo. Añadiendo todos esos detalles, con los que Perrault pretendía divertir a su público, no hizo más que destruir la sensación de eternidad, elemento básico que contribuye a la efectividad de los cuentos de hadas.

La Cenicienta

Como es característico en todas las historias de Perrault, el fallo de su versión es que tomó el material de un cuento de hadas —el relato de Basile o alguna otra historia de «Cenicienta» que llegó a sus oídos a través de la tradición oral, o bien una combinación de ambas posibilidades—, lo despojó de todo contenido, según él, vulgar, y pulió los demás rasgos para convertirlo en un producto adecuado para ser narrado en la corte. Al tratarse de un autor de gran ingenio y sensibilidad, inventaba detalles y transformaba otros para elaborar la historia según sus propios criterios de estética.

(…)

La versión de Perrault y las que derivan directamente de ella describen el carácter de la heroína de manera muy distinta a las demás variantes. La Cenicienta de Perrault es demasiado sosa e insulsamente buena, carece de toda iniciativa (lo cual podría justificar que Walt Disney se basara en el relato de Perrault sobre Cenicienta para realizar su propia versión de la historia). La mayoría de protagonistas centrales de este cuento son, en otras versiones, mucho más humanas.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

31 07 2011
Homeschooling Bilingual

Muy interesante. Claro que Perrault adaptó, tanto que creó el género de cuentos de hadas basado en los cuentos populares. Las versiones de tradición oral recogidas por los hermanos Grimm son más fieles a la tradición oral, como dices, sin ser experta yo tampoco pero sólo por haber leído los volúmenes de los hermanos Grimm y varios cuentos de Perrault, creo que nos perdemos de algo sin leer a Perrault. Unos son alemanes, y cuentan de una manera, el otro es francés, y es deudor de su cultura y su siglo, eso es así.

Podemos analizar los cuentos más populares de Perrault, pero te aseguro que no leer a Perrault, y leer el análisis de Bettelheim aislado, no le hace justicia. Andrea, incluso si terminas por estar de acuerdo con la crítica, no pierde uno nada, bien al contrario se enriquece, si lees un autor que escribe tan bien como Perrault. Te aseguro que sus cuentos en conjunto son maravillosas narraciones de la tradición oral. Y no sé porqué por poner a Cenicienta y a las heroínas como buenas las hace menos humanas, vaya, no he leído ninguna versión donde las Cenicientas sean malas. Entiendo que sean menos “alemanas”, y más “afrancesadas”, pero Perrault no es Disney. Disney simplemente cogió lo superficial de Perrault y versiones que tienen finales felices. No se concibe Disney con una Cenicienta como la de Grimm donde los pájaros saquen los ojos de las hermanastras, o donde Cenicienta visite la tumba de su madre a diario… demasiado macabro para las audiencias, ¿no? je je je. Y además, aunque yo escojo como madre si leerles Grimm o no a mis hijas, no creo que la gente pague para encima, ver a Tarantino en la Cenicienta. Y como te digo, Perrault escribió con detalles truculentos Barba Azul, ¿por qué? pues porque obviamente la historia tiene un núcleo truculento que no se puede dulcificar como si se puede hacer más rosa la Cenicienta. Pero Bettelheim acusa a Perrault como si no hubiera tenido éxito en re escribir las historias de la tradición oral, y hoy hacemos esto a diario, tomamos una idea o algo que vemos en los blogs o en los escritos de otros, sobre todo si es algo oral, no patentado, y hacemos nuestro mejunje con nuestro sello propio. Y deja te digo el sello Perrault es valioso aún con las deficiencias que este autor le saca al pobre hombre.

Vaya, yo pienso que antes de leernos el psicoanálisis de los cuentos debemos gozar de cuantas más versiones mejor, y leer a Perrault nosotros y a los niños, y decidir si nos gusta o no, o que quede ahí para en adelante criticarlo y compararlo, para ver estas críticas por nosotros mismos, es una buena experiencia. Voy a ser abogada del diablo, y voy a defender a Perrault, creo que hay que OIR al acusado antes de mandarlo a la orca. Las veces que he “condenado” a alguien de segundas, no ha sido buena idea, y tú lo sabes de sobra, je je je. Perrault forma parte de la tradición, si bien para criticarla, y no creo que haya destruido todos los cuentos que adaptó. Claro, la Cenicienta y Blancanieves, como hay tantas versiones populares anteriores, es muy difícil escribir y es más fácil de criticar porque el aporta UNA, la suya, pero te aseguro Andrea que Perrault tiene validez. Es todo un autor, un maestro, y puede que haya otros de sus muchos cuentos de hadas que te llenen más, a mí su versión de Cenicienta me gustó, pero me alegra mucho que haya muchas otras, incluso la de Disney, que como película, para mí, también tiene su validez. De hecho te doy las gracias por estos posts tan interesantes, ahora cuando leamos a Perrault, y los otros autores recogidos por Lang, y cuando lea los hermanos Grimm y a otros autores, tendré un mejor marco de referencia.

Creo que es más fácil ser crítico que escritor u orador, desde luego, ja ja ja. Y si no, que se lo digan a alguien que ha intentado escribir algo o dar una charla en público.

Moraleja: LEED CUENTOS DE HADAS, Y CUENTOS POPULARES, y el psicoanálisis de los cuentos (si queréis arruinarlos de por vida, je je je) es una fuente interesantísima de historia, cultura, y sobre todo ENTRETENIMIENTO PARA TODAS LAS EDADES!

31 07 2011
Homeschooling Bilingual

Se escribe horca, esto del blog de Marvan de ORCA me descolocó las neuronas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: