La falsa sinceridad…

27 08 2011

La falsa sinceridad tiene mucho que decir, porque teme. La sinceridad verdadera puede producir el silencio. No necesita enfrentarse a un ataque anticipado. Todo lo que tenga que defender puede ser defendido con perfecta sencillez.

La gente religiosa a menudo es incinsera en sus discusiones y su insinceridad es proporcional a su enojo. ¿Porqué nos enojamos con lo que creemos? Porque no lo creemos verdaderamente. O quizás es que lo que decimos estar defendiendo como “verdad” es únicamente la estima de nosotros mismos. El hombre sincero está menos interesado en defender la verdad y prefiere exponerla claramente, porque piensa que si la verdad es vista con claridad ella se cuidará a sí misma.

– Thomas Merton – “Los hombres no son islas”


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: