El uniforme no hace al alumno ¿o si?

19 02 2012

Dicen en la calle que el “hábito no hace al monje“, pero al observar la cantidad de artículos que los reglamentos escolares chilenos dedican a la reglamentación del uso de uniformes en sus colegios da la impresión que el “uniforme hace al alumno” y que este tema ocupa un lugar central en la actividad educativa de los establecimientos escolares.

Quienes defienden el uso del uniforme escolar argumentan que es un gran ahorro para cada familia, que  fomenta la igualdad entre pares, mantiene la disciplina escolar  e instala hábitos de cuidado de la apariencia personal. Ante tamañas declaraciones da la impresión que el uniforme escolar es una herramienta indispensable para la educación escolar.

Así mismo, estamos tan acostumbrados al paisaje gris de nuestra infancia escolarizada que nos es difícil pensar las escuelas sin la uniformidad de los cuerpos infantiles, olvidándonos que esta práctica fue una entre varias posibles, que sirvió a propósitos educativos en un contexto determinado y que, tal vez, sería necesario revisar su pertinencia para nuestras comunidades escolares actuales.

Inés Dussel, en su articulo la producción de la exclusión en el aula,   nos recuerda que “La idea de uniformar a los niños proviene de las escuelas de caridad y lasalleanas en los siglos XVII y XVIII pero tuvo su espaldarazo definitivo en las propuestas de la revolución francesa, que intentó abolir las diferencias entre castas y sectores sociales igualando la vestimenta de niños y adultos”

Creo importante cuestionar al uniforme como dispositivo creador de igualdad. Esta idea aun difundida en la escuela termina significando la igualdad como equivalente de homogeneidad. Hay que tener cuidado con una escuela que significa la inclusión de todos y todas desde el rechazo de sus diferencias individuales y que no “acepta ni aprecia la diversidad”  El uniforme escolar es estandarte de una idea de igualdad que rechazara el pluralismo, la tolerancia y la diversidad pues se basa en la ilusión de que la democracia se consigue ignorando los contextos culturales de orígenes de sus estudiantes.

En Chile, muchos establecimientos buscan marcar  sus posición social respecto de los otros a través de la originalidad de su uniforme.  Esta ridícula carrera por la distinción social entre una escuela a otra,  lleva a los establecimientos escolares a competir por diseños que los marquen como diferentes respecto del resto negando con el codo lo que se escribe con la pluma de la pretensión de igualdad democrática. Lo que hay, en muchos casos tras la idea de uniforme, es un clasismo profundo que busca marcar la posición social de un determinado grupo de estudiantes como diferentes de los de “otros” colegios.

Otro argumento a favor del uso del uniforme escolar, y que suele ir de la mano con el anterior, dice relación con la economía que implica su uso. Al parecer, sería más barato uniformar a los niños y niñas que enviarles con “ropa de calle” a clases. Ello puede haber sido posible cuando la vestimenta un ítem caro en el presupuesto familiar. Hoy conviene revisar si continua siendo de ese modo. A través de las redes sociales, realicé una breve consulta informal a apoderados y apoderadas, preguntando qué porcentaje de la mensualidad les había costado vestir a sus hijos e hijas para el colegio. Las respuestas fueron sorprendentes: en el caso de colegios particulares pagados, uniformar a un niño puede equivaler a una onceava mensualidad. Otro consultado calculaba que con lo que gastaba en vestir a sus tres hijos para el colegio particular subvencionado, podría educar gratuitamente a un cuarto niño. Una mamá me informaba que escolariza a sus dos  hijos le cuesta $320.000 al año a lo que debe agregarle $150.000 en uniformes. Ni que decir el gasto en que incurren las familias que llevan a sus hijos a colegios que se dicen gratuitos. Muchos de quienes me contestaron tienen un buen ingreso familiar, aun así, se las arreglaban heredando prendas y reciclando todo lo posible. A ello se suma, el hecho que, los uniformes de niñas y niños a veces se diferencian a tal punto que es imposible que un hermano use lo desechado por la hermana.  Para todos, vestir a los hijos para ir a la escuela significaba un sacrificio importante que nada tiene que ver con la romántica idea democratizadora respecto del uniforme escolar. En este punto cabe destacar que dos consultados celebraban la no utilización de uniformes en los colegios de sus hijos, uno en Talca otro en Santiago, en el primero solo se utilizaba buzo escolar para las salidas a terreno como un asunto de seguridad para los niños. En ese caso las familias gastaban tan sólo $15.000 al año por concepto de buzo.

El tema del gasto incurrido por las familias no es menor y ha de ser examinado por cada colegio: “Pese al razonamiento acerca del discurso sobre la igualación social, ocurre que, en la práctica, la calidad del tipo de uniformes, zapatos y otros muestra que esa desigualdad existe, y que la manera de enfrentarla debiera ser distinta”.

Otra idea común es que el uniforme ayuda a la disciplina y aprendizajes escolares. ¿Qué decir de esta afirmación? Cualquiera que haya trabajado en un colegio, asistido a una reunión de apoderados o revisado un libro de clases podrá observar como el problema del uniforme escolar muchas veces lidera la lista de conflictos en la escuela: Esta es una materia que constituye un ámbito de permanente conflicto entre estudiantes y directivos, en que la aplicación constante de sanciones por esta causal puede significar la marginación de un estudiante del establecimiento escolar.

Las escasas investigaciones realizadas sobre este tema muestra poca o nula incidencia entre la utilización del uniforme escolar y el rendimiento de cada colegio, es decir, no se ha logrado establecer  relaciones significativas entre aprendizaje y uniforme.

Si el hábito no hace al monje, entonces podríamos pensar que el uniforme no hace al estudiante. Lamentablemente no es así, el uniforme apoya una idea extraña de igualdad ciudadana en la escuela: una idea en que la forma es más importante que el fondo, una idea en que la diversidad es vista con recelo, una idea que no sabe cómo articular el valor de la igualdad con la inclusión de los diferente, una idea de escuela que produce exclusión social y que se apoya en el uniforme para lograrlo.

Para saber más:

Bodine, A  School Uniforms and Discourses on Childhood Childhood 2003 10: 43 

Dussel I, La producción de la exclusión en el aula 

Dussel, I When Appearances are Not Deceptive: A Comparative History of School Uniforms in Argentina and the United States (Nineteenth–Twentieth Centuries) Paedagogica Historica, Vol. 41, Nos. 1&2, February 2005, pp. 179–195

Yeung R, Are School Uniforms a Good Fit? : Results From the ECLS-K and the NELS Educational Policy 2009 23: 847 


Acciones

Information

13 responses

20 02 2012
carmenibarlucea

“Lo que hay, en muchos casos tras la idea de uniforme, es un clasismo profundo que busca marcar la posición social de un determinado grupo de estudiantes como diferentes de los de “otros” colegios.”… este asunto siempre me interpelo respecto al uniforme escolar… yo tengo una fotografía de mis cuatro años donde el escudo de la escuela privada donde acudía al Kinder es casi más grande que yo. Y luego están los tejidos… que a simple vista denotan la cantidad de plata que se los padres se han gastado, incluso en los colegios públicos se puede ver la diferencia… al menos yo la veía en Valdivia.
Acá en España llevar uniforme es signo de distinción. Los colegios “cool” son lo que usan uniforme, supongo que por que los colegios públicos no los usan. Es siempre la misma idea… competir, competir y competir.

Sobre el ahorro, nosotros ahorramos mucho cuando dejamos de acudir a la escuela, fue entonces cuando tomamos conciencia de lo mucho que se estropea la ropa en el colegio (por los constantes lavados, supongo), la cantidad de zapatos y deportivas que se utilizan, y que debes tener al menos 2 abrigos por niño. No se me había ocurrido como argumento de desescolarización, pero ahí está😉

Cariños,

20 02 2012
educandoencasa

Acá en Chile no es menor pero las personas gustan del uniforme escolar. En mi blog de La Tercera publique una versión más pulida de esta entrada y casi todos argumentan que el uniforme es deseable por que evita bullying. Si me hechas una ayudadita con un comentario por allá te lo agradezco: http://blog.latercera.com/blog/andreaprecht/entry/uniformes_escolares_para_qu%C3%A9

20 02 2012
Zinnia

Muy de acuerdo en todo, me gusta tu reflexión. Aca los uniformes son negocios conjuntos entre los colegios y las microempresas de costuras. Muchas personas tratan siempre de “armar” el uniforme por otros lados pero con los escudos bordados ésto se ha vuelto muy difícil. Los colegios públicos llevan uniforme, pero no hay uno solo para todos los colegios públicos, entonces cuando el niño se translada de un colegio público a otro sus padres deben volver a comprar todos los uniformes. Y en los privados es un super negocio y cuestan bastante.

Cuando entré a la universidad casi no tenía ropa, porque mis padres decían que como me la pasaba casi todo el tiempo en uniforme no necesitaba, así que tenía solo tres pantalones, unas camisetas y un par de camisas, jejeje, entonces me ponía la ropa de mi papá y de mi mamá, jajaja.

20 02 2012
educandoencasa

Jejeje Acá la cosa es igual

21 02 2012
Zinnia

Esta mañana busqué una frase pero hasta ahora la encontré, la cual me parece bastante apropiada. Aquí te la dejo:

No se trata de tener derecho a ser iguales, sino de tener igual derecho a ser diferentes
😉

24 02 2012
Andrea Hazbun

Andrea,
hola, soy Andrea Hazbun. Me traté de comunicar contigo a la universidad, pero me dijieron que estás en vacaciones. Porfavor envíame un mail a andrea_hazbun_urrutia@yahoo.es
Gracias.

24 02 2012
Mamá andina

mmmm como sabes , el tema de usar uniforme , me eriza, lo encuentro un botadero de dinero, defender el clasismo es insulso .
Hay que asumirse , con fallas geneticas, por fea, por gorda, por tonta, por fea , por linda , donde uno vive ..en fin , la vida es de cada uno es unica y se asume de la mejor forma posible .
Es una mierda el tema del uniforme , si fuera tan bueno , estariamos dentro de las potencias mundiales , y seriamos todos mejores educados , pero si la mayoria lee la cuarta y las ultimas noticias y pasa viendo REALITIS…..
El uniforme no es una condicion sinecuanon de educación . ( el modelo egipcio no lo defiendo)
sal2

4 03 2012
educandoencasa

Completamente de acuerdo
¿Cómo está la Francisca? ¿Mejor de sus convulsiones?

5 03 2012
Mamá andina

está bastante mejor . de 4 anticonvulsionante está con 1 !/2 . gracias.
cariños!

4 03 2012
Maria-Jose

Es complejo este tema del uniforme obligatorio. Tal ves el argumento del ahorro y la igualdad era posible cuando se usaba el clasico jumper azul, mas hace tiempo que incluso los colegios publicos lo exigen. Cotizando con mi nana casi colapso al constatar que aun cuando el colegio de su hijo es de riesgo social con chicos muy humildes deben gastar mas de 150.000 pesos en uniforme, cifra q es en la mayoria de ellos el sueldo de un mes. ¿Criterio, sentido comun? no se donde quedo. Por ultimo exigir que los chicos usen sus delantales obligatoriamente, y no entrar en este negocio absurdo.

4 03 2012
educandoencasa

Claro, un delantal hace sentido, pero no más que eso.

8 09 2012
GlobalLearner

Acá en Perú la cosa no es diferente hoy en día. Todo se ha convertido en un negociado. Desde mi punto de vista el uniforme sería un verdadero ahorro como cuando sucedía muchas décadas atrás: TODOS los colegios usaban el clásico uniforme gris (pantalón o falda) y la camisa o blusa blanca, diferían en las insignias. Así se acabaría con tanto negociado de personas e instituciones inescrupulosas y realmente sería un ahorro significativo a los padres.

9 09 2012
educandoencasa

El otro día vi a mi vecinita de 3 años ¡Con uniforme! Por supuesto que uno que sólo venden en su guardería. Bien “educativo” ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: