Preguntas de un obrero que lee, Bertolt Brecht

17 09 2012

 

Mi hijo me preguntó: Mamá ¿Cómo trabajaban el oro los aztecas? Alejandra Portil, se acordó de un poema de Berltolt Brecht, my me lo ha compartido.

Preguntas de un obrero que lee

 

Bertolt Brecht¿Quién construyó Tebas, la de las siete Puertas?

En los libros aparecen los nombres de los reyes.

¿Arrastraron los reyes los bloques de piedra?

Y Babilonia, destruida tantas veces,

¿quién la volvió siempre a construir? ¿En qué casas

de la dorada Lima vivían los constructores?

¿A dónde fueron los albañiles la noche en que fue ter-

minada la Muralla China? La gran Roma

está llena de arcos de triunfo. ¿Quién los erigió?

¿Sobre quiénes

triunfaron los Césares? ¿Es que Bizancio, la tan cantada,

sólo tenía palacios para sus habitantes? Hasta en la

legendaria Atlántida,

la noche en que el mar se la tragaba, los que se hundían,

gritaban llamando a sus esclavos.

El joven Alejandro conquistó la India.

¿Él solo?

César derrotó a los galos.

¿No llevaba siquiera cocinero?

Felipe de España lloró cuando su flota

Fue hundida. ¿No lloró nadie más?

Federico II venció en la Guerra de los Siete Años

¿Quién

venció además de él?

Cada página una victoria.

¿Quién cocinó el banquete de la victoria?

Cada diez años un gran hombre.

¿Quién pagó los gastos?

Tantas historias.

Tantas preguntas.

 

Anuncios




In memoria Raquel Correa

11 09 2012

 Hace unas pocas horas murió Raquel Correa. Mis padres me enseñaron a admirarla y respetarla. Una mujer profesional, sagaz, valiente, intrépida. Sus entrevistas en dictadura eran una clase magistral. ¡No nos las perdíamos!, lo mismo sus reportajes de los días domingos.

Comparto con uds un recuerdo de Raquel Correa de sus tiempos de escolar:

Cuando estaba en las Monjas Inglesas, cuenta Raquel Correa, era floja y poco amistosa. Le dio meningitis y cuando se sanó, supo que “los que no se habían muerto habían quedado tontos”. Pero no fue su caso. Un día una profesora, Elvira Carrasco, le dijo que tenía talento y lo estaba desperdiciando. Fue la primera vez que le dijeron que era inteligente. Ese día se puso a estudiar y llegó a ser la primera del curso.

(Fuente: The Clinic)








A %d blogueros les gusta esto: