Enseñar a leer

8 04 2012

Dice la Emilia Ferreriro:

Los países pobres (ese 80%) no han superado el analfabetismo; los ricos (ese 20%) han descubierto el iletrismo. ¿En qué consiste ese fenómeno que en los años 80 puso en estado de alerta a Francia, a tal punto de movilizar al ejército en la “lucha contra el iletrismo”? El iletrismo es el nuevo nombre de una realidad muy simple: la escolaridad básica universal no asegura la práctica cotidiana de la lectura, ni el gusto por leer, ni mucho menos el placer por la lectura. O sea: hay países que tienen analfabetos (porque no aseguran un mínimo de escolaridad básica a todos sus habitantes) y países que tienen iletrados (porque a pesar de haber asegurado ese mínimo de escolaridad básica, no han producido lectores en sentido pleno). El tiempo de escolaridad obligatoria se alarga cada vez más, pero los resultados en el “leer y escribir” siguen produciendo discursos polémicos. 

Continua la Emilia Ferreriro:

Hay niños que ingresan a la lengua escrita a través de la magia (una magia cognitivamente desafiante) y niños que entran a la lengua escrita a través de un entrenamiento consistente en “habilidades básicas”. En general, los primeros se convierten en lectores; los otros, en iletrados o en analfabetos funcionales.¿Quiénes van a tener la voluntad, el valor y el empeño para romper el círculo vicioso?

(http://www.taringa.net/posts/info/861531/Dra_-Emilia-Ferreiro:-Leer-y-escribir-en-un-mundo-cambiante.html)





Extractos de “La escuela de Yasnaia Poliana”

22 01 2012

Los niños se escapan de la escuela o de la cimarra rusa

A veces, cuando las clases son interesantes y se multiplican (acontece que duran hasta siete largas horas por día), cuando los niños están cansados o en víspera de fiesta, a la sazón que las estufas se calientan en la casa para el baño, a un tiempo, sin decir una palabra, a la segunda o tercera clase que sigue a la comida, dos o tres escolares se precipitan a la sala y toman vivamente sus sombreros.(…)

¡Los niños van a casa!. Y oís golpear los piececitos en los escalones; y los escolares, bajando a brincos, retozando como gatos, cayendo sobre la nieve, se adelantan a la carrera uno a otro y se lanzan gritando hacia casa.
Estas escenas se reproducen una o dos veces por semana. Es humillante y penoso para el maestro, quien lo tolera sólo porque ello da una significación más grande a las cinco, seis y hasta siete lecciones, libre, voluntariamente escuchadas cada día por los alumnos. Sólo así se puede estar seguro, cuando estas escenas se repiten, que la enseñanza, por insuficiente, por exclusiva que se la suponga, no es ni mala ni ineficaz. Si la alternativa se expusiera en estos términos: ¿qué vale más, que no ocurra ninguna de estas escenas durante el año entero, o que se repitan por mitad con las lecciones?, escogeríamos este último término. Por mi parte, en la escuela de Yásnaia Poliana, estoy satisfecho de haberlas visto reproducirse muchas veces en un mes. A pesar de la libertad dada a los niños para que se vayan cuando les parezca bien, la autoridad del maestro es tan grande, sin embargo, que en estos últimos tiempos he temido mucho que la disciplina de las clases, el empleo del tiempo, las notas, aunque sean carga tan ligera, acabasen por coartar su libertad, por sujetarles completamente a la red tramada contra ellos por nuestra astucia para cercenarles la facultad de la elección y de la protesta. Si de buena voluntad han continuado estudiando, no obstante la libertad que se les dejaba, no creo que se deba atribuir el mérito a las solas virtudes de la escuela de Yásnaia Poliana; creo que se obtendría el mismo resultado en la mayor parte de las escuelas, y que el deseo de aprender es bastante fuerte en los niños para motivar el soportarlos en condiciones tan enojosas, el perdonarles tales defectos. Es bueno, es necesario dejarles la facultad de semejantes escapatorias, siquiera sea para prevenir faltas mayores, más graves abusos.





La crítica de Bettelheim a Perrault

30 07 2011

Caperucita RojaHomeschool bilingual  me hizo un interesante comentario sobre Perrault indicando con razón que sus versiones son del siglo XVII mientras que los Grimm son del XIX. El tema, a mi juicio y sin ser experta, es que Perrault adapta mientras los Grimm “recojen” la tradición oral. Es en esta adaptación que Perrault deja fuera elementos centrales de dichos cuentos. Dejo aquí algunos comentarios de Bettelheim que me parecieron interesantes, cabe recordar eso sí, que el interés de este último apunta al valor de los cuentos en tanto su poder liberador y formador. Su mirada es psicoanalítica no literaria.

Sobre la Bella durmiente

Perrault, al dirigirse a los cortesanos, a los que consideraba como sus lectores, se mofaba de las historias que narraba. Por ejemplo, especifica que a la reina-ogro le gustaba que le sirvieran los niños «con salsa Robert». Introduce detalles que denigran el carácter del cuento de hadas, como cuando describe el despertar de Bella Durmiente, diciendo que sus ropas estaban pasadas de moda: «Por el escote de su vestido asomaba uno de esos ridículos cuellos que llevaba mi bisabuela, pero no por eso parecía menos hermosa y encantadora». Como si los héroes de los cuentos de hadas no vivieran en un mundo en el que las modas cambian.

Tales observaciones, en las que Perrault mezcla indiscriminadamente la fantasía de los cuentos de hadas con el racionalismo más mezquino, desvalorizan enormemente su trabajo. El detalle del vestido por ejemplo, destruye un tiempo mítico, alegórico y psicológico, sugerido por esos cien años de sueño, convirtiéndolo en un tiempo cronológico concreto. Le da una connotación ridícula; no como en las leyendas de santos que, después de cien años de sueño, despertaban, se daban cuenta de cómo había cambiado el mundo, y se transformaban de nuevo en polvo. Añadiendo todos esos detalles, con los que Perrault pretendía divertir a su público, no hizo más que destruir la sensación de eternidad, elemento básico que contribuye a la efectividad de los cuentos de hadas.

La Cenicienta

Como es característico en todas las historias de Perrault, el fallo de su versión es que tomó el material de un cuento de hadas —el relato de Basile o alguna otra historia de «Cenicienta» que llegó a sus oídos a través de la tradición oral, o bien una combinación de ambas posibilidades—, lo despojó de todo contenido, según él, vulgar, y pulió los demás rasgos para convertirlo en un producto adecuado para ser narrado en la corte. Al tratarse de un autor de gran ingenio y sensibilidad, inventaba detalles y transformaba otros para elaborar la historia según sus propios criterios de estética.

(…)

La versión de Perrault y las que derivan directamente de ella describen el carácter de la heroína de manera muy distinta a las demás variantes. La Cenicienta de Perrault es demasiado sosa e insulsamente buena, carece de toda iniciativa (lo cual podría justificar que Walt Disney se basara en el relato de Perrault sobre Cenicienta para realizar su propia versión de la historia). La mayoría de protagonistas centrales de este cuento son, en otras versiones, mucho más humanas.





Modelos de motivación en educación

25 05 2011

En el blog de Felipe Jara encontré este artículo sobre modelos de motivación en la educación. Si bien lo focaliza en el aprendizaje en contextos formales, hay muchas cosas que son muy interesantes de leer para analizar nuestras prácticas de educación casera. Les dejo para muestra un botón:

En este estado, sentimos que “el tiempo vuela”. En (esos) momentos (…) estamos completamente enfocados en una actividad. Absortos. Nada nos distrae. De acuerdo a Csikszentmihalyi, estos momentos son donde nuestro desempeño es el mejor; donde nos abrimos totalmente al aprendizaje; crecemos y nos acercamos – sin darnos cuenta – a nuestra meta o propósito mayor.





Informe Éthos: Desarrollo del Sentido Ético

8 04 2011

Con Marvan hemos iniciado una conversación muy interesante sobre la formación del sentido ético en los niños y las niñas. He prometido una entrada con mi mirada al respecto. Mientras preparo mis ideas, voy ha ir subiendo artículos de diferentes perspectivas pero que no sean densos para que podamos conversar el tema.

El primero es un documento de la Universidad Alberto Hurtado que integra los aportes de Kolbergh (con quien tengo sus reparos) en este asunto. Realmente recomiendo su lectura, para abrir el debate.

El tema de la formación en valores es complejo porque implica, en primer lugar, una reflexión sobre el desarrollo del sentido ético en el sujeto.  La formación es apropiada en cuanto toma en cuenta el desarrollo de la persona.  Esto es evidente en los otros campos del conocimiento.  Así, a título de ejemplo, se va adaptando la enseñanza de la matemática acorde al desarrollo intelectual del alumno.  Sin embargo, esta obviedad pedagógica no siempre se aplica a la formación ética, cuando, a veces, se presupone un adulto ético en el niño u, otras veces, tratando al adulto como un niño ético.

UAH.- Centro de Ëtica.- Informe Éthos.- Desarrollo del Sentido Ético.





Quintana (PPD) pedirá dictamen de Contraloría por ordenanza de Huechuraba – El Mostrador

2 04 2011

La medida de la alcaldesa de Huechuraba de castigar con cárcel a los padres y madres que no envíen a sus hijos al colegio sigue generando polémica. El senador Quintana considera que la medida transgrede el principio de igualdad ante la ley pues afectaría tan sólo a los estudiantes de colegios municipales (públicos) .

El senador enfatizó que “esta es una medida absolutamente extrema, que cae en lo absurdo, sin sustento jurídico y que no debiera ser contemplada en el contexto estudiantil. Estos problemas no se resuelven con cárcel sino a través de otras vías de acción de los distintos departamentos de los municipios, que deberían revisar por qué se producen estas situaciones y tratar de, en vez de castigar a los padres, apoyarlos. Cuando la ciudadanía pone el foco en la calidad de la educación, el abuso sexual y el bullying en los establecimientos escolares, la alcaldesa Plaza busca meter a la cárcel a los apoderados, eso es inexplicable”.

Quintana (PPD) pedirá dictamen de Contraloría por ordenanza de Huechuraba – El Mostrador.





“Hacer dos veces el mismo año que no entendimos no sirve para nada” | Flacso Área Educación

25 03 2011

Imagina que vas al doctor y este te prescribe un tratamiento que no da resultados. Ahora supón que vuelves a comentarle que su prescrición fracaso y esta va y te insiste que tomes las mismas medicinas en iguales dosis por segunda vez. Probablemente te parecería descabellado ¿No? Pues bien, muchos niños repiten el año escolar una, y hasta dos veces, pues el “tratamiento educativo” no fue pertinente a sus necesidades. Absurdo ¿no?

Es lo que plantea Ines Dussel en esta entrevista:

Inés Dussel: “Hacer dos veces el mismo año que no entendimos no sirve para nada” | Flacso Área Educación.








A %d blogueros les gusta esto: