Implotar, explotar, comunicar

26 06 2010

En Chile hay una asquerosa expresión “no tener pelos en la lengua”, implica decir todo lo que se piensa. En mi experiencia quienes no tienen pelos en la lengua son francamente mal educados. Hoy encontré este articulo:

Diferencia entre asertividad y agresividad:

“… ya que digo todo lo que pienso, como quiero y cuando quiero; no está siendo asertivo sino agresivo. Es importante que uno aprenda a considerar cuál es el momento más oportuno para decir algo a otra persona y la forma  en que lo voy a expresar. Por ejemplo, si uno quiere formular una crítica a alguien, asegúrese de que no habrá otras personas que la escuchen, además del criticado, ya que una crítica formulada en público puede producir humillación y malestar, no sólo a la persona criticada, sino también a los observadores externos”

Eso me lleva a un punto interesante, ¿Cómo educar a nuestros hijos sin agresividad “encubierta”? ¿Cómo enseñarles a decir lo que piensan sin ser agresivos?

La respuesta más obvia es siendo asertivos nosotros mismos y con ellos. Bien. Pero si miramos nuestras conductas, no siempre es así. Pienso en las veces que los obligamos a pedir disculpas a una amiguito o a saludar a la tía que no desean saludar. Una solución es no forzarlos. Sin embargo es importante saludar y pedir disculpas. A veces los pobres explotan, pero de a poco si eres chileno -como lo hice yo-  aprenden a implotar. ¿Me explico? Tal vez no estoy dando los mejores ejemplos del mundo, pero son los primeros que me saltan a la mente desde la cultura chilensis.

Ahora mejor me callo y les pregunto a uds ¿qué piensan del tema?








A %d blogueros les gusta esto: