El club de cine; una experiencia homeschool.

30 12 2011

David Gilmour

David Gilmour, no él David Gilmour sino un critico de cine canadiense, se hastió de ver a su hijo quinceañero sumirse en la abulia. Se dio cuenta que el colegio le estaba enfermando de tanta frustración que le causaba. Así es que lo desescolarizo con una condicion: ver tres películas de cine a la semana. El libro narra la experiencia.

Desde hace más de un año que deseaba leer el libro. Tal vez si no hubiese tenido tan altas expectativas respecto del texto, este me habría gustado muchísimo más. Debo confesar que me decepcionó su poco.

El libro es interesante, el relato es anecdótico y – personalmente- gusté de ver en las reflexiones del padre las mismas aprensiones de muchos padres y madres que desescolarizamos tardíamente.

Otra cosa de interés es la selección de películas y  lo que generó en ambos. En todo caso, no es un libro sobre educación tampoco sobre cine. Es el relato intimo de una experiencia que duró tres años. Me hace añorar que no tendré niños desescolarizados el próximo año y eso me da una pena enorme. Leí el libro con nostalgia aunque su situación en nada se parece a la de nuestra familia.

Es un libro entretenido que se lee rápido. Nada más. Ni nada menos.

Acá les dejo la entrevista que le hizo La Contra:

Lee el resto de esta entrada »





Exámenes a homescholers

31 01 2011

El blog de homespun jugling incluye los comics de una familia que se educa en la casa. Ya otras veces he subido algunos de sus chistes.

En la tira que comparto, la madre conversa con su marido, está preocupada pues la Ley la obliga a que su hija mayor rinda un examen ese año. El marido pregunta qué es lo que la angustia, el cómo su hija rendirá o cómo ella – la madre – será evaluada. Angustiada la esposa confiesa que “no quiere fallar“.





Evaluar la experiencia de educar en la casa

21 10 2010

Estamos por cumplir un año desde que decidimos educar de modo casero y como en todo aniversario el clima en nuestra casa es de evaluación. Ya van varias conversaciones individuales en torno a lo que ha significado este primer año. Queremos reunirnos los cuatro a conversar extensamente sobre este año y las proyecciones futuras.

Le pregunto entonces a quienes tienen más camino recorrido:

¿Qué aspectos consideran uds imperdibles a la hora de evaluar su experiencia?, ¿Cuales son menos relevantes?, ¿Hay alguna situación que les hiciese pensar en volver a escolarizar a sus hijos?

Aclaro que no estoy pensando en listas de cotejos ni ninguna cosa de ese tipo, es tan sólo que ando rumiando y poniendo en la balanza este año y siempre es bueno recibir ideas para pensar.





Adivinen quien reclamó y le contestaron

3 09 2010

Escribí una carta exponiendo mi situación de caos administrativo por el tema de los exámenes libres de los niños. La envié con copia a todos los cargos importantes del MINEDUC en la región. A última hora se me ocurrió incorporar a la directora de la unidad jurídica del ministerio en Santiago, no tenía su email pero lo saqué por lógica.

¡Cuál no sería mi sorpresa cuando en menos de cinco minutos recibo un llamado de ella a mi oficina!

Super amable.

Aproveché de decirle que las familias que educamos en la casa nos vemos enfrentados a diversos niveles de hostigamiento, resistencias pasivas y violaciones de nuestros derechos ciudadanos. Qué por favor envíe un instructivo a las provinciales. No sé si me pesque pero pasé el aviso jijijiji

En concreto quedó de solucionar mi problema y ver si la resolución  fue o no enviada a la escuela.

No me la creo.

Les dejo la carta por si les sirve para algo, en el asunto le puse “Solicita defensa de derechos ciudadanos por procedimiento administrativo irregular en proceso de validación de exámenes”:

Lee el resto de esta entrada »





Reunión de familias chilenas que educan en la casa

12 06 2010

Una de las bendiciones de desescolarizar es que no tienes que asistir a las reuniones de apoderados. Sin embargo, ello tiene el efecto perverso, de la soledad. A menos es mi experiencia en Chile. Hace falta el contacto cara a cara con otras familias que comparten una manera similar de educar. Es por ello que me alegré de saber que se está conspirando para generar la primera reunión de familias que educan en la casa en Chile a través del sitio homeschoolingchile.

Amigos, por iniciativa de Elizabeth y Greisi, vamos a comenzar en forma seria y responsable, con las ideas y propuestas que todos y cada uno de ustedes tengan, para organizar la primera reunión de familias homeschoolers. A través de esta nota, los convoco a todos en primer lugar a completar sus perfiles de tal manera de saber en qué lugar del país se encuentra cada familia. Ojalá pudiesen poner información como cuántos integrantes son en cada familia y cualquier cosa que sea de interés general.

En segundo lugar, las propuestas que cada uno tenga al respecto. Debido a que pueden existir familias repartidas por todo el país, tal vez se puedan hacer reuniones regionales o algo parecido. En fín, cualquier cosa que se les ocurra, sirva para ir concretando ésta idea.

Saludos cariñosos para todas las familias.

María Isabel





Ha llegado carta … nuevamente

29 05 2010

Felipe es un estudiante candidato a magister en educación de las ciencias al cual yo le guió en su trabajo de tesis. Es profesor general básico, muy dulce y bien comprometido con el aprendizaje de las ciencias.

Yo le he ido contando brevemente el tema de la desescolarización de mis niños. Principalmente pidiendole datos prácticos del tipo ¿Conoces a alguien que haga talleres?, cosas así. Si bien manifestaba sorpresa no parecía particularmente alarmado por esta modalidad de educación. Eso hasta que “salí del closet” . Ayer se publicó  en “Juegos de Mate” la columna sobre educar hijos lectores que subí a este blog el lunes. En la introducción el periodista comenta que saqué a los niños del colegio. Es en ese contexto que Felipe me escribe esta carta:

Estimada Andrea:

He leído tu columna, y quedo con la sensación de reflexionar algunos aspectos que me inquietan.

Comparto tu percepción sobre la calidad (media, baja y paupérrima en algunos casos) de los colegios en Talca, la región y país en general.

En todos los colegios que he conocido en su intimidad institucional, hay dificultades enormes en ser coherentes con lo que ofrecen a la comunidad. La mayoría de los colegios presentan falencias en todos sus aspectos. Ni hablar de los profesores, conocí muy buenas personas, pero muy pocos profesionales con las competencias necesarias para ser un aporte en el sistema.

Yo soy un profesor de Educación Básica, que asumí que por elegir esta profesión de servicio social, y muy relevante, debo transformarme en un intelectual, trabajando día a día por aprender y mejorar mi servicio. No basta con tener vocación, como algunos señalan. También debemos ser responsables ante la sociedad.

Conociendo las Universidades, no me dejan muy clara la diferencia entre las instituciones. En nuestro país debemos asumir que tanto las escuelas, liceos… como las universidades (tradicionales y privadas) tienen fallas catastróficas para el sistema, y son manejadas con contradicciones increíbles si las observamos desde el plano social.

En todas las instituciones que he conocido he conocido personas increíbles, pero al mismo tiempo a personas que uno se pregunta qué hacen aquí (¿qué hace este en este colegio? ¿Que hace este en UTAL, UAS, UCM…?.

He comprendido que en todas partes uno encuentra personas muy interesantes, a las cuales buscamos conocer, y otros que desearíamos que no existieran. En fin…

Este es el mundo que nos toca vivir, que Dios nos ha dispuesto, donde somos libres de tomar decisiones y construir nuestro camino tanto en el plano individual y más egocéntrico, como también en lo social junto a quienes valoramos (en la familia, trabajo, instituciones de todo tipo…)

Para mí el colegio (la escuela es importante). Aprendí a vivir en diversidad. Admiré, repudie, sentí alegrías, rabia, lastima…

En mi familia, pese a que mis padres tienen un nivel educacional mínimo y provienen de un nivel socio-cultural bajo, aprendí a amar y respetar a las personas. Mi padre me enseño a valorarme y sentirme a la altura de los mejores que se van cruzando en mi camino, me enseño a reconocer mis debilidades y superarlas (Una frase de mi padre: “Felipe, no has nacido pobre, jamás serás pobre. La pobreza esta donde las personas dejan de luchar”. Mi madre me enseño a acercarme a las personas, valorarlas, respetar y algo muy importante: “Alejarme en silencio de aquellos lugares donde no me valoran y respetan” y “Observar las acciones de las personas y no las palabras”.

Estimada Andrea, respeto tu decisión, y creo que con el tiempo tendrás mucho que aportar con tu experiencia. También creo que tu decisión no es algo simple. Puede ser considerado como alejar a tus hijos de la realidad (reconozco que eso a mí me asusta). Pero creo Uds. como familia tienen todas las condiciones para lograr autoperfeccionarse y al mismo tiempo integrarse a la sociedad en otro tipo de instituciones y formas de participación.

Para quienes no viven tu realidad el colegio continua siendo una alternativa (para algunos la única) para educar e integrar a la sociedad a sus hijos.

Como amante de mi profesión. Lo único que te sugiero es: “No abandones tu lucha por lograr una mejor educación tanto en la familia como en LA ESCUELA”

Un fraternal abrazo,

Felipe

A pesar que nos veremos el lunes, voy a responderle la carta. Sin embargo, debo confesar que a estas alturas me genera un poquito de cansancio explicar nuevamene los motivos que me llevaron a tomar esta desición. Creo que haré un vil copy and paste de respuestas anteriores.





Sobre la legalidad de educar en la casa en Chile

27 05 2010

Me escribe un amigo abogado respecto de la legalidad de educar en la casa (como verán estoy trabajando en el oficio al director provincial):

_______________________________________________________________

Andrea,

Tras leer el Decreto Exento N° 2272/2007, y con los antecedentes que me comentas, entiendo que deseas incluir a tus hijos en el proceso de “validación de estudios”. Al respecto, el Decreto se refiere en varias ocasiones a su ámbito subjetivo (sujetos que pueden someterse al proceso), en términos bien amplios: “personas que por diversas razones necesiten el reconocimiento de estudios realizados (…) al margen del sistema formal” (considerando tercero); “personas que, habiéndolo solicitado” aprueben los exámenes libres (art. 2.b); podrán validar estudios las “personas que no hubieren cursado estudios regulares” (art. 7).
No he encontrado otras exigencias como las que me señalas (edad, salud u otra consideración), salvo lo previsto en el inciso final del art. 9, que excluye de la posibilidad de rendir exámenes libres exclusivamente a los menores de 18 que hayan estado matriculados en un colegio formal durante el mismo año en que se solicita la validación. Ahí aplica la excepción de motivos justificados de salud. ¿Tus hijos estuvieron matriculados este año?.
En cuanto al plazo para inscribirse para exámenes libres, entiendo que se fija desde el Ministerio a partir del art. 4.
He revisado también la LOCE y la Constitución (art. 19, n°s 10 y 11), y nada dicen al respecto.
Salvo que exista otra norma reglamentaria que desconozco, no veo de donde exigen más requisitos (a salvo, también, del inciso final del art. 9).
Un abrazo








A %d blogueros les gusta esto: