Patologización de la diferencia en la escuela

21 08 2010

Sigo con la carta a mi amiga, nunca me pidan que les escriba: ¡Les puedo bombardear con metros y metros de párrafos! Ya otras veces me han leído alegar en contra de la normalización. En esta carta cacareo en contra de la patologización de la infancia.

Es cosa de ver las altas tasas de niños y niñas con diagnóstico de dificultades de aprendizajes variados para saber de qué hablo. Derivados a muchos especialistas. Cada vez que un niño no responde al estándar, la escuela no se mira a sí misma y se pregunta qué ocurre, la tendencia,  es a patologizar al estudiante pues no calza. Los niños se clasifican de flojos, maldadosos, regalones y luego se les deriva a especialistas para que respondan a las exigencias de la escuela. Cuándo vivíamos en Santiago teníamos a nuestros hijos en un colegio católico que se declara progresista. Llegamos a gastar lo mismo en mensualidad que en especialistas, eso por la sobre derivación a la que nuestros niños fueron sujetos. ¡A uno de mis hijos lo derivaron a los cuatro años a un terapeuta ocupacional para aprender a tomar bien el lápiz!  A muchos padres les puede parecer bien. A nosotros eso nos hace mucho ruido. Si el niño pasa 8 horas diarias en la escuela durante 14 años, es allí donde han de solucionarse los problemas. Nosotros no queríamos ser complices de ello y por eso terminamos retirándoles.








A %d blogueros les gusta esto: