La educación en casa como extrañamiento de la escuela

31 03 2010

Acabo de iniciar la lectura de Narodowsky, “Infancia y poder: La conformación de la pedagogía moderna”. No he avanzado ni tres páginas cuando algunas frases sugerentes sirven de reactivos para pensar.

Anoto un par de reflexiones al voleo antes que se me vayan de la cabeza. Ante las preguntas epistemologicas respecto de la pedagogía, como mamá que des-escolariza a sus hijos, no puedo dejar de pensar en el (los) discurso (s) pedagógico (s) de la educación libre y el modo en que este increpa a la educación escolar.

“¿De qué se está hablando cuando se habla de educación escolar?.¿Qué queda en la pedagogía cuando se hace abstracción de los grandes ideales y de las pautas estipuladas acerca de las finalidades que es preciso perseguir;cuando se cuestionan las grandes utopías mentoras de la actividad pedagógica? ¿Cómo funcionan pautas, ideales y utopías al interior del discurso pedagógico?”  (…)

“Si la pedagogía elabora sentidos acerca de la actividad educativa, nuestro objetivo será construir nuevos sentidos referentes a los sentidos de la pedagogía”

Infancia y Poder p 11-12

Es posible pensar, que las prácticas desescolarizadoras de un lado “importan” prácticas, dispositivos, pautas e imaginarios presentes en la escuela y, de otro, se distancian de estas. En dicho tensionamiento me pregunto, desde la perspectiva de las familias “homeschoolers”, ¿La escuela ha traicionado dichos ideales? o ¿Estos se instalan como algo “totalmente otro”?. Desde mi perspectiva, en muchos casos, el oponente simbólico de estas familias (incluyo la mía) es la escuela. ¿cuales son los sentidos pedagógicos de los padres y madres que desescolarizan?

¿Puede, la irrupción del hogar cómo parte esencial del objeto pedagógico generar un extrañamiento que interpele a la escuela?. ¿De qué forma?





Cultura escolar y normalización.

29 03 2010

En mi habitual tendencia a espamear a mis amigas, les he enviado un correo con esta noticia:

Testimonio del peregrinaje de una escolar con déficit atencional

A sus nueve años, ha sido expulsada de tres colegios y enfrenta su tercera advertencia de matrícula condicional. Al igual que muchos niños que tienen el síndrome, en los establecimientos no la reciben o la expulsan a mitad de año. Incluso, le han pedido que sólo estudie cuatro horas, el lapso que dura la acción del Ritalín.

Una prima profesora, a quien quiero mucho pero siempre discutimos de educación en “bandos” opuestos, me ha contestado acusando al artículo de sesgado.

Le contesté su carta pero parece que me dejé llevar o, como decimos en Chile, “me embalé”.

Pensaba volver ha escribir aquí sobre socialización y escuela. Lo haré pues me interesa responder a las preguntas ¿Qué es la socialización? ¿En qué se diferencia con la educación? y ¿ Cuáles son las características de la socialización escolar? para comprender luego ¿Cómo socializa la educación en familia?. En fin, eso da para largo.

Creo que la carta ilustra algunos puntos al respecto que cumplen con ese propósito, así es que decidí copiarla en el blog. (Algunos reconocerán un párrafo de la entrevista que le respondí a Madelen. Jijiji, hice trampa y se lo copie a mi prima)

P*:

Precisamente, para mí, allí está lo interesante. La tensión entre lo que es el discurso de los profesores y la institución escolar versus el discurso de los padres y profesionales de otras áreas. Hay una desarticulación, una incomprensión: Pareciera a momentos que se habla de dos realidades diferentes.

Lo interesante de ese caso, es que da cuenta no de una escuela, sino de tres que han puesto la normalidad por sobre la unicidad de aquella chiquita. A mí me encantó leer las respuestas de los docentes: centradas en la estandarización, la normalización y la administración de la verdad. Desde esa perspectiva cabe lo patológico de la niña, pues ella definitivamente no calza con lo que la escuela espera. Pero yendo más allá, y por eso envié el artículo, es posible ver que hay ciertos patrones que se  suelen repetir, más allá de este caso, y que son estudiados no sólo en Chile sino cómo problemas sociológicos propios de la cultura escolar occidental:

La función socializadora de la escuela, entendida esta desde el positivismo del siglo XIX. Una función de control social que no admite la diversidad. En consecuencia, la patologización de la diferencia y la creación de un determinado tipo de niño que se construye desde el ser alumno y se patología en la medida que no asimila esa identidad. La preocupación por lo “normal”. La desviación estándar, eso que se aleja de la normalidad estadística, implica una amenaza para el sistema escolar y por tanto la escuela siente que ha de hacerse cargo rápidamente de dicho “ruido”. Claramente, la escuela heredera del mandato de control social, tiene una tendencia a instalarse como poseedora de la verdad, y a sacralizar sus puntos de vistas. Son los sacerdotes de este colegio-iglesia que siguen mirando al niño y sus apoderados como los laicos ignorantes.

Desde esa perspectiva ese testimonio se convierte en “caso”, pues tiene la capacidad de condensar los elementos propios del malestar de la cultura con la escuela.

Dubet, un sociólogo francés que se preocupa por la cultura escolar, plantea que la escuela sigue el modelo de la Iglesia. Trata P* de seguir la experiencia de esa niña y la de todos los niños y niñas “anormales” y “patológicos” pensando en este modelo. Imagina las reuniones con los padres, la dirección, las anotaciones en los libros de clases y agendas, imagina la redacción de actas y las conversaciones en la sala de profes y en los consejos. En fin, imagina a la escuela:

En la medida en que la escuela se identifica con principios situados “fuera del mundo” y en que sus profesionales sólo rinden cuentas a la institución, ésta debe protegerse de los “desórdenes y pasiones del mundo”. Los programas escolares son antes que nada “escolares” y generalmente los conocimientos más teóricos y abstractos y más “gratuitos” son los más valorizados, mientras que los saberes más inmediatamente y socialmente útiles se reservan para los alumnos menos “dotados” y socialmente más desfavorecidos. Los padres son invitados a confiar a sus hijos a la escuela sin mezclarse de la vida escolar con el fin de preservar la igualdad de los alumnos. Durante largo tiempo, en la escuela se separan los sexos desde el momento del fin de la infancia y la cultura juvenil no tiene lugar en la institución. Los uniformes acentuaban la ruptura entre santuario escolar y la sociedad y la mayoría de las escuelas secundarias eran internados. Al igual que en las Ordenes Regulares, la disciplina escolar era autónoma y “racional”, con un sistema de castigos y recompensas distintas de las costumbres sociales; la disciplina escolar sólo remite a si misma (…)Podemos distinguir tres ventajas de este modelo. La primera es que basa la autoridad de los docentes en valores y principios indiscutibles: de este modo el maestro dispone de una autoridad que es la de la misma institución. La segunda ventaja se relaciona con el hecho de que la escuela es un santuario, ella posee la capacidad de externalizar sus problemas considerando que la causa de sus dificultades viene de su medio ambiente: desigualdades sociales, fallas de las familias, políticas públicas, capitalismo….. La crítica no se orienta hacia la escuela, sino hacia a la sociedad que impide que su funcionamiento se desarrolle plenamente. Tercera ventaja: en la medida en que se apoya en las vocaciones y en los principios compartidos, la institución escolar puede ser una organización relativamente simple, basada en un orden mecánico más que en un orden orgánico, como lo sugería Bernstein. Todas estas virtudes, hoy amenazadas, no deben hacernos olvidar la cara oscura de las instituciones: el peso de las disciplinas, la autoridad y sus abusos, el encierro detrás de las puertas cerradas de los santuarios, el silencio y diversas violencias, incluidas las físicas, padecidas por los alumnos.

¿Quiere decir esto que hay que cerrar las escuelas? No. Significa que la escuela debe sentarse un ratito a escuchar a esa mamá antes de condenarla y acusarla de no querer ayudar a su hija. Así cómo a todos los otros excluidos, desertados y heridos por la la institución escolar.

Cariños,

Andrea

***

Hasta allí la carta. Espero que no se enoje conmigo. Suelo apasionarme un tanto con este tema. Ella también, por eso me gusta escribirle, por que es honesta en su pasión por la educación.

De momento estoy leyendo el libro: “De la familia a la escuela: Infancia, socialización y subjetividad”. Debo confesar que no quiero ir a trabajar mañana, me quedaría en cama leyéndolo y tomando notas tranquilamente por el resto del día.






Más Darwin…

25 03 2010

Darwin en América Contiene un libro del Viaje en el Beagle; El árbol de la Vida para colorear;
¿Quién quiere vivir un millón de años? Juego en ingles para explicar la supervivencia del más adaptado. A los niños les entretuvo harto.
Homeschooling resource to teach evolution
Tree of life, web project





Un muy buen artículo

24 03 2010

Azucena Caballero a escrito un excelente articulo llamado: Educar en Casa surge de la necesidad

Me ha gustado mucho y se me ha apetecido leer su libro: Educar en casa día a día.





Recomendando un artículo

23 03 2010

Ya les he hablado de mi amiga Karin, quien es madre y guia de niños con Síndrome de Down. Ambas hemos aprendido mucho de educación a costa de cafecitos bien conversados. Pues bien, esta vez ha escrito un muy buen artículo sobre inclusión educativa en el diario El Mercurio, llamado: Inclusión Educativa: Tareas pendientes y el cambio del yo





La Educación Prohibida

21 03 2010

Me han señalado este proyecto de cine documental, el cual encontré muy interesante. Es un grupo de jóvenes cineastas argentinos quienes buscan documentar proyectos educativos diferentes y centrados en la persona.

Fundamentos pedagógicos generales del proyecto

Los siguientes puntos son líneas a seguir en lo que respecta a Educación. A medida que avanza la realización, iremos sumando nuevos temas o modificando puntos de vista:
  1. El contenido/conocimiento no es lo más importante, la información no es correcta para siempre, puede variar. Lo ideal es aprender a aprender, saber distinguir, interpretar por si solos, todo es relativo según el contexto.
  2. El rendimiento no es lo mas importante, no debe haber una meta a alcanzar. Lo importante son metas personales, y disfrutar del proceso en armonía, del crecimiento y la aventura de avanzar.
  3. En el aula no debe haber jerarquías sino se transforma en una jaula. El maestro no es superior ni tiene derecho a dar órdenes, es un compañero, un guía que fomenta la democracia, la autonomía, la diversidad.
  4. El maestro debe adaptarse a las capacidades y aptitudes del alumno, y no al revés. Los programas educativos deben ser flexibles y adaptables al crecimiento e interés del niño.
  5. El progreso no debe tener escalones fijos, la segregación de niños debe ser reemplazada por un agrupamiento conciente según intereses, habilidades, experiencias, simpatías. No hay niveles más altos o bajos que otros.
  6. El conocimiento no debe ser solamente teórico. Debe basarse en vivencias y experimentación dentro y fuera del aula. La teoría debería ser mínima, el niño puede alcanzarla por sus propias conclusiones.
  7. No siempre es bueno lo que es conveniente, eficaz y rendidor. Es importante generar un ambiente de autonomía, interacción y gozo.
  8. La escuela debe ser abierta a la comunidad, permitir eventos barriales, con la familia, vecinos, organizaciones amigas. El niño puede traer temáticas de la comunidad a la escuela. La escuela actúa como centro comunitario.
  9. El objetivo de la escuela ya no es domesticar a los niños, ni transmitir valores y costumbres  sociales, sino crear el entorno para que los niños construyan sus propios valores y costumbres. La educación no es un proceso temporal, es un proceso de por vida que intenta desarrollar capacidades y habilidades, sin un rumbo especifico marcado.
  10. El profesor no tiene todo el conocimiento, también viene a aprender de los alumnos. Es un guía que esta en un proceso de aprendizaje.
  11. La conducta es un elemento visible que no indica demasiado. Lo ideal es que el maestro pueda conocer internamente a cada niño, sus sueños, sentimientos, imaginación, deseos. Esa es la mejor manera de encontrar la mejor educación para el.
  12. Seguir un patrón habitual, estructurado de pensamiento no es beneficioso. Lo mejor es promover el pensamiento divergente o lateral. Hay tantas soluciones como alumnos. Fomentar la creatividad y la conjetura.
  13. Aprender a utilizar ambos hemisferios cerebrales. Como en la vida, las estrategias deben recurrir también a la intuición, y no ser tan secuenciales y analíticas. Todo es relativo.
  14. El sistema de calificaciones no sirve. Es un esquema de profecías auto cumplidas. La pedagogía es una ciencia social que no puede ser medida numéricamente. La evaluación es un proceso, no una instancia.
  15. Las luchas de poder, la competitividad son procesos que dañan al niño. Hay que democratizar el aula. Convertirla en un lugar participativo, lleno de paz.
  16. El interés del maestro debe ser satisfacer a su alumno para fomentar su crecimiento, no controlarlo. El maestro debe confiar en que el niño crecerá y acepta no tener que adaptarlo a su concepto de normal.
  17. El maestro también colabora en el crecimiento emocional y espiritual del niño. Sin generarle creencias, debe darle las técnicas para controlar sus estados de ánimo, sus pensamientos, acciones, ideas, proyectos. Alentarlos a la introspección.
  18. Los valores no están para ser enseñados, sino para ser vividos. La cognición de los valores y conocimientos se funda en las emociones, la mejor manera de educar es mediante el ejemplo.




Cómics Educativos

19 03 2010

He encontrado algunas páginas webs con comics para chicos más grandes.

Mampato

Comics historicas

Varios

Softwares para crear comics (no los he probado):

Mashon, Comic life for windows y

toondoo

Si alguno a utilizado estas herramientas cuéntenme como les va.








A %d blogueros les gusta esto: